miércoles, 23 de mayo de 2007

¿Quién es el terrorista?

En el debate político español que se alcances determinadas cotas de irresponsabilidad viene siendo lamentablemente normal, pero lo que se está empezando a escuchar en durante la actual campaña electoral para las elecciones municipales ya se sale de toda mesura.

Ese individuo que tuvimos la desgracia de padecer como Presidente del Gobierno y que responde, según su amigo George Bush, al nombre se Ánsar, ha revelado ante sus fieles y públicamente su talante fascista, su deseo de estigmatizar al discrepante y sus nulos escrúpulos a la hora de perseguir sus objetivos.
"Cada voto que no tenga el PP será un voto para que ETA esté en las instituciones"
Éste miserable con mayúsculas e imbécil a tiempo completo, con ésta frase, señala de un plumazo a todos los votantes de opciones distintas al PP como cómplices o conniventes con ETA. Siempre ETA, no se les puede caer de la boca a los gerifaltes de la derecha española. Es su principal, por no decir único, argumento de oposición. La disolución de ETA, cada día estoy más seguro, tendría como consecuencia la desaparición del Partido Popular tal y como hoy lo conocemos, y eso es precisamente lo que trata de impedir su actual dirección. Sin un argumento de desgaste tan manipulable y sensible ante la opinión pública, los Zaplana, Acebes, Rajoy, Aznar, Mayor Oreja, Pujalte..., toda esa morralla sub-humana estaría comiéndose los mocos en la sentina de ultra derecha para la que parecen haber nacido.

Hablando del ¿líder? del PP, Rajoy Brey se apunta a un bombardeo cuando se trata de lamer el culo al "presidente de honor". Ya no sólo nos toman por estúpidos, ya van y directamente nos insultan y nos tildan de filoterroristas, aunque ahora saldrá algún apagafuegos del partido a contarnos que se han malinterpretado las palabras del felpudo maldito. ¿Es posible que por tanta engañifa, por tanta ignominia y por tanta canallada no paguen un precio en las urnas?

Pero no se vayan que aún hay más:
Zapatero ha conseguido que media España no acepte a la otra media. Y eso que nos condujo a lo peor de nuestra historia hace 70 años es el esquema político que se quiere repetir ahora.
Se refiere, obviamente, a la guerra civil. De aquí, y así me parece, se desprenden un par de cosas: la primera es que, conociendo que la guerra civil la provocó en última instancia la derecha al dar un golpe de estado, en sus declaraciones, Ánsar suaviza su impacto como causa del inicio de hostilidades en 1936, tal que si el motivo hubiera sido otro y considerara necesario dulcificar el hecho de levantarse en armas contra un gobierno legítimo. Y la segunda es que, haciendo esa analogía, no sólo extrapola lo que para su enfermiza mente es una actitud rupturista de la izquierda, sino que, planteando tan tenebroso panorama, hace que parezca que una acción de cualquier clase contra un Gobierno tan, a sus ojos, dañino, sea entendible e incluso justificable. Un comportamiento de bombero pirómano de libro: yo creo los problemas y después me presento como la solución al caos que yo mismo he creado. Y que el adversario cargue con las culpas, como le gusta a Pío Moa.

Pero éste tipejo tan ruín, éste bufón involuntario también dispone de otra cualidad propia de los engendros de su calaña:
La agencia Efe interpretó lo obvio: que Aznar había acusado a Zapatero de llevar a España de nuevo hacia la Guerra Civil. Aznar mandó un desmentido: "En ningún momento de mi intervención he mencionado el término Guerra Civil". Sin embargo, dijo "hace 70 años", esto es, 1937, en plena Guerra Civil. Algo parecido sucedió cuando el ex presidente criticó la campaña de la DGT No podemos conducir por ti, y luego aseguró que había sido malinterpretado.
Hace falta ser cobarde, ser desvergonzado, ser innoble... De un tipo que ni siquiera es capaz de responsabilizarse de sus palabras, ¿qué podemos esperar? Pero siguen tomando por deficientes a los españoles. ¿Y no les va a pasar factura en las urnas? Miedo me da pensar que no.
ACTUALIZACIÓN 24/05/07: el rufián del mostacho lejioso, el enano intelectual de la media melena teñida incide todavía más en su indignidad y, presumiendo a los españoles un entramado mental tan ruinoso como el suyo, tiene la cara dura y el gargantuesco cinismo de escribir a El País para quejarse por haber puesto en su boca la guerra civil durante el discurso ante su parroquia. Y, hombre, nombrarla no la nombró literalmente, pero tal y como lo clava Nacho Escolar en su blog, ¿qué hecho merecedor de ser calificado como "lo peor de nuestra historia" estaba en transcurso hace justo 70 años? ¿De verdad piensa (es un decir) que alguien le va a presuponer a sus palabras la inocencia que ahora reclama?

Este terrorista del verbo no se cansa de insultar la inteligencia de las personas.

3 comentarios:

  1. Eso digo yo, Flashman. ¿Tantas barbaridades no les van a pasar factura? Espero que sí, porque si no, nos podemos ir preparando para lo que vamos a oír el año que queda para las elecciones generales. Lo de ahora se va a quedar en insultos de chiquillos.

    Yo también tiemblo sólo de pensarlo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Siento ser pesimista Flashman, pero mucho me temo que esto no le pasará factura al PP, es más, yo creo que este tipo de mensajes tan simplistas y retorcidos va a calar en los indecisos lobotomizados con el tema de ETA, que tanta propaganda le está haciendo el PP.

    Mucho me temo, y desgraciadamente, que el PP si pierde las elecciones, no las perderá de forma estrepitosa y no ocurrirá aquello que muchos deseamos: que se divida ya de una vez y los radicales formen un partido a quien no vote ni cristo con un nombre similar a Falange o algo del estilo, y los más decentes formen un partido de derechas respetable.

    En fin, por muy pesimista que pueda ser, espero que esto le pase factura...

    Salud!

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo, Aznar se va superando cada día...

    ResponderEliminar