lunes, 6 de noviembre de 2006

Las mamarrachadas de HazteOir

La plataforma ultracatólica HazteOir es un nido de iniciativas estúpidas, por falaces, y de pseudoperiodismo de confesionario que, como todo medio propagandista, sirve más a la mentira, a la falsedad y al odio que a cualquier precepto cristiano basado en el amor y el respeto al prójimo. No es de extrañar que algunas de éstas iniciativas rozen lo grotesco; en especial son particularmente pintorescas las que facilitan al lector un formulario con que que comunicar al destinatario del mismo (políticos, empresas o instituciones de diversa índole) su descontento con alguna medida por él tomada. Veamos algunos ejemplos:

-Hazte Oir se dirige a la empresa alimentaria Unilever, de la que forma parte Frigo, así como a la agencia de publicidad Tinkle Consultants, S.L. y a la actriz Paz Vega para reclamar la retirada del spot del Magnum por considerar que fomenta la homosexualidad.
Estos no se enteran de que toda publicidad vende sexo, y tampoco aclaran qué gana Frigo haciendo apología del lesbianismo. ¿Qué gafas se ponen para ver los anuncios? ¿Las de reprimido sexual? ¿O están exteriorizando sus propias fantasías?

-Sus dardos también van contra el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, por expedientar al restaurante que se negó a albergar el banquete de, una pseudoboda (sic) homosexual.
Hablan de la posible inconstitucionalidad sin tener en cuenta que, hasta que el Tribunal Constitucional diga lo contrario, la ley de matrimono gay está vigente y hay que cumplirla. Tienen la cara dura de apelar a la objeción de conciencia, cosa que nunca hicieron a favor de los insumisos religiosos cuyos impuestos han sostenido, en parte, a su Iglesia durante el último cuarto de siglo. Flagrante doble moral... ¿cristiana?.

-Es el turno de la Generalitat catalana, institución a la que acusan de fomentar la, ¿adivinan?, ¡sí!, la homosexualidad y la transexualidad al tiempo que "vulneran brutalmente (sic) los derechos y libertades de los ciudadanos de Cataluña".
Ésta gente tiene un serio problema con la homosexualidad, de lo contrario que alguien me explique cual es la brutal vulneración de derechos que se extrae de explicar a los chavales que los gays, las lesbianas y los transexuales existen. Tal vez sea porque en el entorno nacionalcatólico la ocultación de tales condiciones era la norma, al tiempo que se aparentaba de puertas afuera toda la normalidad posible. Ya sabemos que para algunos cualquier tiempo pasado fue mejor. Además falta por explicar, de nuevo, qué gana la Generalitat al impulsar la homosexualización de la sociedad.

-Y por cambiar de tercio, no se cortan a la hora de señalar con su dedo acusador a grandes compañías extranjeras. A British Airways la acusan de discriminación por motivos religiosos, concretamente, practicar la "persecución a los cristianos" por sancionar a una de sus empleadas que lucía un crucifijo colgado al cuello.
Mira, aquí si les doy la razón. Amonestar a una empleada por llevar un crucifijo es una completa estupidez, pero HO tenía que dejar su impronta con la ridícula y victimista coletilla persecución a los cristianos, como si de época de Nerón se tratara. El presidente de British Ayrways debe estar aún riéndose de la ocurrencia.

Con ésto y más, por desgracia mucho más, no me extraña que a HazteOir se la conozca también como HazmeReir, HazteloMirar, HaztePis...

4 comentarios:

  1. 1-Desconocía que ver a Paz Vega comiéndose un helado promoviera la homosexualidad. ¿Como habrán llegado a esa conclusíón?. ¿Lo dicen por propia experiencia?. Confieso que no he visto el anuncio o no lo recuerdo. Así que no puedo exponer mi experiencia acerca de este asunto, al menos no la experiencia que tienen ellos en el asunto.
    2-El delito está en negarse a ofrecer un servicio de restauración en base a prejuicios. La Ley aprobada por el gobierno reconoce los derechos civiles de un colectivo que ha sido en el pasado considerado como enfermos mentales por loa sanidad (esto duró hasta los 90) y como delincuentes por la legislación penal. Desde luego lo de estos muchachos con los gays (o como decía Ana Botella en el guiñol, los gayes) es grave.
    3-Parece que estos se creen que por legislar reconociendo los derechos de diversos colectivos de ciudadanos hará que los demás se conviertan súbitamente en homosexuales. Según ese silogismo de Hazme reir si el gobierno legisla a favor de los derechos de los ricos todos nos volveremos ricos.
    -En determinados trabajos el lucir determinados elementos no está permitido. Lo cierto es que British no prohibía a la azafata llevar la cruz si no hacer ostentación. Teniendo en cuenta que este elemento (dejando al margen la religión) no forma parte del uniforme reglamentario es lógico que no se le autorice a lucirlo. La solución es sencilla, lo lleva debajo de la blusa.

    ResponderEliminar
  2. Ya, pero en el caso de British tenemos a los empleados sijs luciendo turbante sin que sean advertidos de nada... Al menos así lo cuentan...

    ResponderEliminar
  3. Estos "neocons" ultracatólicos son lo peor. Tienen una enfermiza obsesión por la homosexualidad y el sexo. Ojalá fueran tan críticos con los curas pederastas violadores de niños; eso sí que es una degeneración y una perversión repulsiva.
    En realidad son una pandilla de conservadores retrógrados afines [¿o más bien miembros?]al Partido Partido Popular, contrarios a cualquier medida mínimamente progresista que niegue el valor universal de su conservadora moral y ética.
    Que nos dejen en paz a los homosexuales, que daño no le hacemos a nadie. Y de paso que se critiquen a ellos mismos, que en sus iglesias y partidos políticos hay mucha mierda que limpiar [trabajo doméstico para que no les falta].

    Un saludo.

    PD: magnífico blog.

    www.comodarlelavuelta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. No entro a valorar las motivaciones y los orígenes de HazteOir. Sólo decir que es encomiable su labor a favor de la vida y en contra del aborto libre. Los que somos votantes de partidos de izquierda, no creyentes y a favor de todas las políticas sociales actuales; pero estamos en contra del aborto libre por considerarlo, sentirlo y conocerlo como un genocidio, necesitamos de gente que nos ayude, al menos, a soportar nuestro pánico. Ojalá sea falso el carácter ultraderechista de HazteOir, de todas formas, de ser cierto, seguiré apoyándolos en esta causa en particular. Y es que la gente que estamos en contra del aborto libre somos de muchos tipos distintos, hombre y mujeres, derechistas e izquierdistas, creyentes y no creyentes, etc. Saludos.

    ResponderEliminar