jueves, 15 de marzo de 2007

Telemadrid se vuelve a cubrir de gloria

Vaya por delante que la Telemadrid del año 2002 no tenía nada que ver con la que comenzamos a ver a partir de finales de 2003, después de que Esperanza Aguirre sustituyera a Alberto Ruiz Gallardón en la presidenta de la Comunidad de Madrid. El canal autonómico capitalino era un canal digno, serio y plural dentro de lo que puede encontrarse en las cadenas autonómicas españolas. Del giro radical tomado a raíz de la presidencia de Aguirre, elevando la manipulación y el sectarismo hasta niveles nunca registrados hasta la fecha, ya me he ocupado en éste blog, pero ahora vamos con lo siguiente: ésto sucedía en el año 2004:
La Audiencia de Barcelona ha confirmado la sentencia que condena a Telemadrid y al portal de Internet Micanoa.com a indemnizar con 120.000 euros a cada uno de los cinco jugadores del FC Barcelona que, según difundieron estos medios de comunicación, participaron en una orgía sexual con unas jóvenes en un hotel de Madrid en vísperas de un partido contra el Rayo.
(...)
Agrega la sentencia que no se aportaron pruebas que demostrasen la información y que "la prueba de la veracidad de la noticia no puede deducirse de que otros muchos medios de información también la publicaran. Un hecho no es más o menos real porque sea afirmado por muchas personas. A diario puede comprobarse que simples rumores se ponen en circulación y se van repitiendo en diversos medios sin que esa circunstancia los convierta en hechos verídicos".

En este caso, señalan los jueces, los otros medios que dieron la noticia citaron a Telemadrid como su fuente de información.
Hace falta tener el rostro de pedernal para aludir a la difusión de la noticia por otros medios, como "prueba de veracidad", cuando éstos citan como fuente a la propia Telemadrid. O eso, o sus abogados se habían pegado un hartón de orujo previamente a esgrimir ese argumento.

Me congratula ésta sentencia porque deja en su sitio a quienes se aferran al argumentum ad populum como elemento clave de sus razonamientos, dejando meridianamente claro que lo que cuenta a la hora de señalar comportamientos escandalosos y/o delictivos son las pruebas. Tal y como se ha de esperar en un estado de derecho. Pero que va a saber de eso un medio conspiranoico como es Telemadrid. El caso es que, tras los sucesivos recursos, el Tribunal Supremo se muestra inapelable:

El Tribunal Supremo ratificó el pasado lunes, según informó La Graderia, de Radio Barcelona, la condena a Telemadrid por difundir una supuesta orgía sexual de cinco jugadores azulgranas --dando nombres y apellidos de los mismos-- en el hotel Hesperia de Madrid, el 19 de enero del 2002
(...)
La sentencia del alto tribunal condena a la cadena madrileña a leer la sentencia en sus informativos diarios y al pago de 100.000 euros (unos 16,6 millones de pesetas) a cada uno de los jugadores. La sentencia del Supremo confirma la dictadas por el Juzgado de Primera Instancia número 43 de Barcelona y por la Audiencia de Barcelona.

Así que, ahora, a pagar.

9 comentarios:

  1. Nada Flash, a pagar la cuenta todos los madrileños, por masocas.

    ResponderEliminar
  2. Hola Flash.

    A ver si me entero: Telemadrid y otros medios informan en 2004 sobre una no-noticia que ocurrió ¡¡¡en 2002!!! Algo no me cuadra. Como no puedo acceder a la página de La Vanguardia donde se explica el affaire, no sé si has acomodado las fechas para endosarle a Telemadrid post-Gallardón el marrón. ¿Me lo explicas? Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Tu lo has dicho, José carlos: les importa un pimiento esta sentencia porque la pagamos entre todos y no es sino una etapa más en el desprestigio constante que sufre la cadena. A sus responsables les da lo mismo. es más, si desapareciera telemadrid, una vez que monten las cadenas de televisión los amiguetes a quien les han concedido las tdt (Losantos y cía) pues tan contentos. De ahí que sean tan disparatadas las cifras de las manis, que programen un video del rey peón en pleno aniversario del 11-m, etc, etc, etc..

    ResponderEliminar
  4. No lo has entendido, Big. Los hechos ocurrieron en 2002 y lo que refiere La Vanguardia (la sentencia de la audiencia de Barcelona) en 2004. Ya sabes lo rápida que es la justicia en éste país... Es cierto que la desaparición del enlace de La Vanguardia no ayuda, manda huevos que haya volado en cuestión de horas... Buscaré un enlace similar o que hable de lo mismo para sustituirlo.

    Por cierto, he estado trasteando con la plantilla del blog y me he cargado sin querer casi todos los datos que figuraban en la columna de la derecha, por manazas. Poco a poco lo iré restaurando.

    ResponderEliminar
  5. El enlace de La Vanguardia ya funciona.

    ResponderEliminar
  6. Cierre o privatización, eso de las televisiones dirigidas por comisarios políticos se tiene que acabar.

    ResponderEliminar
  7. Oiga, señor Flashman, que ayer le dejé un comentario atinado a la par que simpático en esta su entrada, y veo que no se ha publicado.

    ¿Es acaso censura encubierta hacia mi humilde persona? ¿O ha trasteado usted más de la cuenta en el blog?

    Se le saluda.

    ResponderEliminar
  8. Lo siento, Fogars, me temo que tu comentario ha pasado a dormir el sueño de los justos. No tengo activada ninguna moderación de comentarios, así que supongo que su desaparición se debe a la chapucera intervención de quien suscribe, totalmente involuntaria, eso sí. Digo ésto por dar alguna explicación, no sabía que por alterar la plantilla (repito, involuntariamente) se veían afectados los comentarios. Mis más sinceras disculpas y te animo a que reescribas ese texto que se ha perdido, sin duda estimulante para todos los que se dignan aparecer por aquí.

    Nuevamente pido disculpas, trataré de medir mis pasos la próxima vez que intente modificar la plantilla.

    ResponderEliminar
  9. Ná, flashman, total, nada que no dijera josé carlos con un diez por ciento de las palabras que yo gastaba.

    Saludos

    ResponderEliminar