viernes, 1 de junio de 2007

Y viene a dar lecciones...


La secretaria de Estado norteamericana Losientomucho Arroz (más conocida como Condoleezza Rice) se ha dignado visitar nuestro país -que no se encuentra formando parte del Eje del Mal de puritito milagro- y ha aprovechado para impartir unas lecciones de saber estar democrático. Dice que le plantea "serias dudas" la forma como el Ejecutivo español encara las relaciones con Cuba, se le ha llenado la boca (esa peaso de boca) con la palabra democracia y ha remarcado la disparidad de criterios entre la política de su país y la del ejecutivo español relativa a la isla caribeña.

En fin, que una de las máximas representantes del gobierno de los EE.UU. se pasee por Europa para recordarnos en qué consisten los hábitos de un país democrático no deja de tener su miga. Entre esos hábitos que tanto le gusta cultivar a Condi no parecen encontrarse derechos que en el viejo continente se encuentran garantizados mientras que en su país se pisotean a diario en Guantánamo. Sin embargo, amenazar e invadir países que no comulgan con su hegemonía o que suponen un obstáculo para su desarrollo, utilizando si hace falta datos falsos para engañar al personal, debe ser el summun del comportamiento democrático, según ella. Y ésto sólo si nos referimos a la actualidad, que si hacemos un poco de historia y recordamos Chile, Panamá, Granada, Vietnam,... nos dan las uvas.

Se conoce que estar en solitario situado en la cúspide de la cadena trófica de la política mundial da para muchas divagaciones, pero ya podían hacer un esfuerzo para guardar las formas y no tratar de tomarnos el pelo en nuestra propia casa de forma tan descarada.

3 comentarios:

  1. Eso por no hablar de detener sospechosos ilícitamente en cualquier país del mundo (sin contar siquiera con las autoridades de ese país) y trasladarlos a países más chungos en los que subcontratar la tortura. Todo eso, parando a repostar en aeropuertos europeos con el beneplácito de los gobiernos de turno.

    ResponderEliminar
  2. Y es que ser árbitro mundial sirve para mucho, a parte de poder cortar el bacalao y quedarse con la mejor parte, para todo te quedará el comodín de "soy el árbitro mundial", así se pueden cometer barbaridades una tras otra y permitirse el lujo de la incoherencia y las contradicciones. En fin, en cuanto a política interior americana no me atrevería a juzgar demasiado, pero a nivel exterior, creo no, estoy seguro que es incluso peor que la de España, y eso que tenemos a Moratinos...

    Salud!

    ResponderEliminar
  3. condoleza arroz tiene en su cerebro varias células dormidas de terrorismo

    http://ridiculandia.blogspot.com

    ResponderEliminar