viernes, 21 de diciembre de 2007

El Partido de la Patraña también engaña en pre-campaña

El portavoz de Interior del PP, Ignacio Astarloa, ha hecho unas declaraciones relativas a la agresión sufrida por el empresario José Luis Moreno en su domicilio de Madrid. Viene a decir que "Cuando uno dedica todos sus esfuerzos en dialogar con los delincuentes entonces deja de impedir que el crimen se imponga sobre la seguridad. Éste es el resultado de una pésima política de seguridad en los cuatro años de legislatura".

Hace falta ser muy sinvergüenza para descolgarse con ésto,
todo vale para acusar al Gobierno de cualquier cosa, también la terrible convalecencia de un ciudadano brutalmente agredido. La Campaña electoral que se avecina promete ser la más bochornosa de la democracia.

Máxime cuando el Partido de la Patraña ofreció una respuesta muy distinta ante actos igualmente salvajes pero que les cogían a ellos en Moncloa. ¿Recordamos el caso del asesinato de un abogado madrileño a manos del delincuente moldavo Pietro Arcan en 2001? El entonces delegado del Gobierno Francisco Javier Ansuátegui se expresaba en los siguientes términos:
El delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Javier Ansuátegui, sugirió ayer que sería necesario que las urbanizaciones contratasen seguridad privada, «para colaborar con la policía».

Indicó que la dispersión de viviendas que se produce en las urbanizaciones separadas de las ciudades «exige un planteamiento de protección distinto al de las concentraciones en un casco urbano clásico.Los medios que tenemos tienen que hacer frente a todo lo que ocurra en todo un entorno amplio y cada vez más extenso», agregó.Por eso no descartó pedir a las urbanizaciones que están aisladas que se planteen un servicio de seguridad propio que colabore con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad.


No sólo no hacía responsable de lo ocurrido a la política de "diálogo con delincuentes" practicada también por su partido, sino que recomendaba que ante hechos tan luctuosos se recurriera a la seguridad privada dando por sentado que la policía que entonces dependía de ellos no era capaz de proteger a esos ciudadanos. No era de extrañar, ni siquiera disponían de efectivos suficientes para llevar a cabo su propio plan de seguridad:
El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Mariano Rajoy, reconoció hoy en el Congreso de los Diputados que la "insuficiencia de la plantilla del Cuerpo Nacional de Policía afecta al "Plan Policía 2000".

La más hedionda hipocresía sigue reinando en las filas populares.

1 comentario:

  1. Lo de Astarloa NO tiene nombre, menudo canalla, que manera más miserable de usar tan lamentable suceso, más aún cuando España está a la cola de Europa en criminalidad. ¿Creo que él tenía responsabilidades políticas en seguridad cuando sucedio lo del 11M no? Pues que se aplique el cuento...

    Este tipo de declaraciones hacen que cada vez más gente se esté hartando del Pp.

    Bueno, feliz navidad y prospero año nuevo flash.

    ResponderEliminar