miércoles, 23 de enero de 2008

Hollywood pierde a dos jovenes valores

Hace pocos días conocimos por la prensa el fallecimiento Brad Renfro con tan solo 26 años. Éste joven actor saltó a la fama con sólo doce años al interpretar al adolescente que trae de cabeza a Susan Sarandon en El cliente (The client, 1994). Posteriormente protagonizó el drama psicológico Verano de corrupcción (extraña traducción del original Apt pupil, 1997) metiéndose en las carnes de un joven que extorsiona a un vecino, interpretado por Ian McKellen, al descubrir que es un excriminal de guerra nazi. Vinculada su muerte al consumo de drogas, en los últimos años no se le conocían trabajos de gran relevancia en los que lucir ese gesto insolente tan propio de la adolescencia.

Hoy nos despertamos con otra noticia luctuosa que afecta a un actor joven, aunque con una carrera mucho más consolidada en La Meca del cine. El australiano Heath Ledger, de 28 años, fue hallado muerto en su casa de Nueva York. Se desconocen las causas pero se apunta como primera hipótesis el consumo excesivo, accidental o intencionado, de determinado tipo de pastillas. Al contrario que Renfro, Ledger se encontraba en la cumbre de su carrera habiéndose hecho un nombre en última instancia gracias a la nominación al Oscar que le proporcionó su interpretación de vaquero gay en Brokeback Mountain. Tenía varias películas de inminente estreno, una de las cuales era una nueva secuela de Batman en la que se calza los zapatos del Joker, y se encontraba inmerso en un nuevo rodaje cuando se ha conocido la fatal noticia. Personalmente, me quedo con su papel de carcelero por tradición familiar en Monster's ball, un personaje duro en una película sin concesiones.

Muchos se acordarán de River Phoenix, actor hermano de Joaquin Phoenix, fallecido en 1993 a los 23 años por causa de las drogas cuando su carrera despuntaba como una de las más prometedoras del Hollywood de entonces. Ahora, Brad Renfro y Heath Ledger pasan a engrosar esa lista de jóvenes valores del cine estadounidense prematuramente desaparecidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario