viernes, 25 de abril de 2008

Días de pereza bloguera

En atención a mis escasos pero bien apreciados lectores tengo que decir que a día de hoy no se qué le va a deparar el futuro inmediato a ésta humilde bitácora. Cada día encuentro menos tiempo para dedicarle, menos ganas para estrujarme los sesos y apenas encuentro temas que me motiven lo suficiente para plantarme frente al ordenador. Y es que después de toda una jornada laboral frente a una de éstas máquinas, la idea de llegar a casa y volver a sentarme delante del PC durante un tiempo que siempre suele ser superior al que inicialmente preveo no es precisamente seductora. Tras las obligaciones cotidianas, es más atractivo el sofá frente a la tele, acompañado del disco duro portátil cargado de películas, que la incómoda silla frente al monitor, acompañado frecuentemente por un molesto dolor de espalda.

No tengo intención de convertir éste blog en un eco de otras noticias al estilo del de Ignacio Escolar. Sería un sencillo y rápido modo de mantenerlo abierto, pero me gusta intentar salirme de la norma y no hablar de los temas que ya ocupan muchos otros espacios virtuales, o al menos hacerlo desde una perspectiva personal que, por ser mía, es única. Aunque pueda haber coincidencias temáticas o incluso argumentales con otros sitios, es algo circunstancial y nunca buscado. Pero una cosa sí se y es que al ritmo de posteado que vengo manteniendo éste blog no durará mucho. Pocas bitácoras pueden permitirse una mísera entrada semanal y seguir despertando un mínimo interés, y cuanto más espacie la publicación de entradas más me costará volver a una frecuencia de posteado que considere aceptable.

Lo que no haré sera postear por obligación. Flash de Cámara es un hobby y, salvo que alguien se ofrezca a financiarlo, va a seguir siéndolo. Tengo alguna idea en la cabeza, pero no se cuando podré darle forma de post. Ahora, con la tontería de contar lo que arriba queda, ya he completado una nueva entrada, he salvado la semana. Trataré, pese a todo, de que nos sigamos leyendo por éstos lares.

6 comentarios:

  1. Creo que todos hemos pasado por esos momentos de pereza, falta de ideas o falta de motivación. De todas maneras haces bien en no escribir por obligación y solo escribir cuando disfrutes.

    Eso sí, no se te ocurra dejar el blog, nunca sabes cuando Aznar decidirá volver a la política y ya veras como las ganas de escribir vuelven ;-).

    Además da igual la frecuencia de actualización, con el RSS no hay problema, lo importante es la calidad no la cantidad.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Flashman, todos tenemos etapas de "flaqueo blogueril", por llamarlo de algún modo, pero son transitorias. Tu seguirás escribiendo porque te gusta, simplemente, no necesitas más razones. Estoy de acuerdo contigo en que no se debe escribir porque sí, sin ganas, así que tómate el tiempo que creas necesario, porque la inspiración está a la vuelta de la esquina...
    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  3. Eh, yo estoy con Pontifex: habiendo RSS, ¿qué más da con qué frecuencia escribas?
    En mi caso, mi frecuencia (Fourier mediante) es aún más baja que la tuya, y me preocupa poco, porque, como tú, escribo por hobby. Tampoco voy a tirarme de los pelos por no tener miles de lectores.
    Mira, por ejemplo, el otro día comencé a usar Twitter un poco en serio y, por la pinta, sólo me leen 3 personas. Pero a mí, plim :-D

    ResponderEliminar
  4. Gracias por los ánimos. :-D

    En alusión a lo dicho por Pontifex, no me gustaría dar la impresión de que no hay tema del que hablar si no hay exabruptos peperos de por medio. Hay cosas de éste gobierno y de éste presidente que no me gustan y en un clima político de más sosiego, sin "rendiciones" y gilipolleces como esa estorbando, es hora de meter caña al PSOE para que cumpla como partido de gobierno. Si el PP decide dejar de ser la ruina moral e intelectual que venía siendo y deja de ser el mejor activo de Zapatero, éste las va a ver venir por todos lados.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Flash

    ¡Si te contara la de veces que he pasado por esas crisis!

    Y sin embargo, como bien dice Mercé, al final sigues porque te gusta escribir y porque, aunque parezca un poco gilipollas dado el escaso número, sabes que tienes a algunas personas que esperan leerte.

    La actualidad siempre genera noticias que pueden encararse bajo un prisma personal -estoy contigo en que un blog debe ser sobre todo interpretativo-, por ahí no hay problema. Lo que varía es el estado de ánimo o las circunstancias personales del interpretador.

    Así que, mientras puedas sacar algo de tiempo, ánimos y a seguir. Lo del ritmo es cosa tuya.

    ResponderEliminar
  6. Flash, describes sensaciones que me resultan muy familiares... :-)

    Ánimo siempre, tomémoslo como un reto para estrujarnos la imaginación cada día más.

    Un abrazo corduril.

    ResponderEliminar