sábado, 14 de junio de 2008

65 horas de esclavitud

Tras un par de semanas de inactividad por diversos motivos, vuelvo al tajo para hacer algo que no es frecuente en ésta bitácora: hacerme eco de una iniciativa ajenar con el fin de apoyarla. Es el caso de la que ha puesto en marcha el blog Netoraton en relación a la propuesta de la Unión Europea de ampliar la jornada laboral máxima de 48 hasta un máximo de 65 horas.

A los ministros de trabajo europeos que han votado a favor debe parecerles poco el tiempo que un currito dedica a su empleo. Dejando aparte los desplazamientos, es demasiado poco y las horas que un trabajador le dedica su familia, su casa o su ocio personal pueden perfectamente tornarse minutos. No son (somos) más que máquinas de producir beneficios a los empresarios y todo aquello que nos haga realizarnos en lo personal parece ser suprimible. ¡Qué peligroso les debe parecer que nos sintamos personas y demandemos ser tratados como tales!

3 comentarios:

  1. Hola!! Por fin acabé exámenes! Ya me siento libre... bueno, tampoco tengo porqué quejarme... la verdad que la vida de estudiante no es tan dura, almenos, tal y como yo la vivo.

    Ahora me ciño al tema de la cuestión, ¿La UE obligará a todo trabajador a cumplir una jornada mínima de 65 horas a la semana o simplemente permitirá que el trabajador que firme eso en su contrato cumpla con dicho compromiso? Yo recuerdo que antes de venirme aquí a Madrid trabajaba 60 horas semanales (un trabajo a jornada completa y otro de media). Nadie me obligaba a hacerlo pero yo voluntariamente me presté a ello.

    Yo creo que si el trabajador está conforme con trabajar dicha cantidad de horas, no hay nada que objetar ni a la UE, ni al empresario ni al trabajador, otra cosa bien distinta es que la UE y la patronal se haya puesto de acuerdo para que esa sea la norma, pero leyendo la entrada, no me ha dado la sensación de que vayan a obligar a nadie a trabajar 65 horas semanales por la fuerza. Corrígeme si me equivoco porqué aunque no sea tan dura la vida que llevo, los exámenes me dejan las neuronas un tanto dormidas :P.

    En fin, me alegro mucho de volver a tener tiempo para intercambiar impresiones con los contertulianos que por aquí merodean.

    Saludos y abrazos a todos

    ResponderEliminar
  2. Celebro verte por aquí de nuevo, Luismi. Últimamente ando perezoso con el blog y no posteo con mucha frecuencia, el tiempo tampoco me sobra.

    Sobre la entrada, piensa una cosa: existe mucha más demanda de empleo que oferta. En ese contexto, a menos que uno quiera quedarse sin trabajar, habrá casos en los que el currito se tenga que plegar a los deseos de su jefe. Y si éste dice que 65 horas o a la calle, o 65 horas o no te contrato, ¿que hacer? ¿Aceptar y renunciar en la práctica a tener vida privada o no aceptar y convertirte en un indigente?

    En mi opinión es poner en manos del empresario mucho más poder de coacción frente al trabajador. Solo piensa en los contratos basura y en las jornadas maratonianas que ya se dan en distintos ámbitos laborales. Si encima les proporcionan cobertura legal, apaga y vámonos.

    Saludos y enhorabuena por acabar tus exámenes.

    ResponderEliminar
  3. En ese aspecto te tengo que dar completamente la razón, incluso pensándolo en frío, no sólo eso, sino que si el empresario puede hacer currar a un obrero 65 horas a la semana, quizás sólo necesite emplear a dos currantes para cubrir el turno de tres, quizás éstos dos cobrasen más (obviamente en algo se tienen que beneficiar en trabajar más)pero tendríamos un nuevo parado...

    Quizás este no sea un buen método para crear mayor flexibilidad, pero ésta es necesaria, por más que duela, para que el empresario decida correr más riesgos y se atreva a contratar más obreros. Si no hay flexibilidad para el empresario, no la hay para los obreros y esto se traduce, muchas veces, en paro.

    Yo también me alegro de poder volver a escribir aquí y de haber acabado mis exámenes. Con suerte, espero, para el año que viene, no tener que compaginar dos trabajos con los estudios...

    Saludos

    ResponderEliminar