domingo, 3 de agosto de 2008

La táctica del "caballero negro"

En mis correrías por los foros de opinión que pueblan internet he topado con toda clase de elementos. Pero sin duda los más contumaces, plomos, cargantes, pelmas y, lo que es peor, inasequibles al desaliento, son los partidarios de la teoría de la conspiración del 11-M. Para encontrar uno que se ha leído cierta cantidad de documentación al respecto y, al menos, habla de manera conexa y medianamente razonable, hay que soportar auténticas legiones de zoquetes, verdaderas manadas de zotes dogmáticos, puros y límpidos en su mentecatez. A éstos, una vez puesta en evidencia su taruguez, sólo les queda negar la mayor y hacer como si los sucesivos ridículos en los que incurren jamás se hubieran producido, quedándose tan panchos y sin la menor muestra de orgullo herido.

Es la ya conocida como táctica del caballero negro:




PD: hace dos días, ésta bitácora cumplió 2 años de vida. Mil gracias a todos los que dedicáis tiempo a leer lo que en ella se escribe.

2 comentarios:

  1. Hola Flash!
    Lo primero, felicitarte por el aniversario del blog. ¡FELICIDADES!!

    Lo segundo, si realmente te resulta cansino lo de los peones negro (¿a quién no?), lo mejor es ignorarlos. Realmente dedicarles tiempo es darles publicidad y si se les da publicidad se les da ánimo para que continúen con sus "investigaciones". Yo creo que lo mejor para que desaparezcan es desterrarlos al olvido, si nadie les escucha, no tendrán nada que inventar.

    Salud!
    P.D: Siento que mi frecuencia de visitas haya disminuido pero uno tiene obligaciones que no puede pasar por alto, a veces es por pura pereza :P, pero en la mayoría de casos no es así.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por las felicitaciones. ;-D

    Los peones son cansinos en los foros, sí. No creas, yo ya renuncio a volver a intentar razonar con muchos de ellos, mi tiempo es demasiado valioso y no me sobra precisamente. También es cierto que uno de los leit motivs de ésta bitácora es refutar las teorías conspiracionistas, en la modesta medida que puedo, y la verdad es que los peones ya dan muy poco juego, pero a veces mi capacidad de indignación me puede.

    Sobre la publicidad que les hago, me temo que pocos frutos van a recoger de éste humilde blog en ese sentido. En todo caso sería una publicidad negativa razonada, ya que no me limito a hablar de ellos sino a refutarlos con argumentos racionales fácilmente identificables.

    No te preocupes por tus visitas, con o sin ellas ya eres un clásico de éste blog:-D

    Saludos.

    ResponderEliminar