lunes, 22 de septiembre de 2008

A Rajoy le pierden las viejas costumbres

La aureola renovadora que viene rodeando al PP desde que perdió las pasadas elecciones a veces flojea hasta hacerse casi imperceptible, recordándonos sospechosamente al partido carroñero de la pasada legislatura. Ayer en publico.es pudimos leer la siguiente declaración de Mariano Rajoy:

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, expresó hoy su preocupación por la situación de la justicia en España, apuntando que, aunque sea "durísimo" decirlo, Mari Luz, la niña de Huelva asesinada, "ha muerto porque la administración no funcionó".

Lo que ahora se merecería éste individuo es que alguien rebuscara en los 8 años de administración popular, encontrara algún caso similar y lo sacara a la luz para su vergüenza. ¿O alguien se apuesta que no los hay?

Además, sus declaraciones exculpan implícitamente al juez Tirado, al tiempo que le expresa su dolor al padre de Mari Luz por la levedad de la multa de 1500 euros que le impuso el Consejo General del Poder Judicial. ¿En qué quedamos? ¿Es culpable el juez y por ello merecedor de una sanción mayor o hay que culpar al Gobierno porque la situación de la justicia en general ha derivado en el desgraciado caso Mari Luz.

Otra vez inmensas dosis de hipocresía y otra vez haciendo partidismo con la desgracia ajena. Qué asco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario