martes, 24 de febrero de 2009

Prostitución de bolsillo

Ignoro si es por causa de la crisis, pero las técnicas de promoción de determinados negocios empiezan a traspasar barreras hasta hace poco impensables. Ésto lo ha encontrado un conocido en el parabrisas de un coche (he ensombrecido deliberadamente sus datos para no hacerle publicidad gratuita):


Hay que admitir que la propuesta no deja de tener su ingenio desde el prisma del puro márketing. De hecho, se lo toman con cierto humor como se aprecia en el reverso del folleto:


Supongo que ante situaciones excepcionales, como lo es la actual crisis económica, seguiremos viendo iniciativas empresariales que se salen de lo común. Pero cuidado con las fronteras que estamos dispuestos a cruzar.

1 comentario:

  1. Cinismo de proxenetas. Pero peores aún son los que usan esos servicios que denigran la dignidad humana.

    ResponderEliminar