martes, 21 de abril de 2009

J. G. Ballard deja semihuérfana la ciencia ficción

Ésta semana hemos conocido el fallecimiento de James G. Ballard, un escritor de los considerados de culto dentro de la ciencia ficción escrita. Tan sólo he leído un par de novelas suyas, la polémica Crash que llevó al cine David Cronemberg (nada que ver con ésta otra Crash) y la colección de relatos Playa terminal. No puedo decir que haya conseguido atraparme de la misma forma que un Richard Matheson o un Stanislaw Lem, pero es cierto que sus narraciones tienen algo que las hace diferentes y que exigen del lector un especial esmero en la comprensón de los conceptos que Ballard maneja, ya que a veces se encuentran sólo sugeridos o expuestos mediante metáforas. No es habitual que este género someta a sus lectores a esfuerzos intelectuales de cierta envergadura, de ahí que Ballard haya conseguido un enorme prestigio entre quienes aprecian, en un marco de especulación científica, cierta carga simbólica e incluso filosófica.

Es curioso que su obra más conocida, El imperio del Sol, afamada por la adaptación cinematográfica de la misma que hizo Steven Spielberg, esté fuera del ámbito en el que se encuadra casi toda su producción literaria. No obstante, principalmente se le recordará por su aportación al género fantástico. Sin duda era uno de los grandes.

8 comentarios:

  1. Pues no me había enterado, la verdad. Leí hace tiempo "Crash" y me fascinó tanto como lo había hecho la película de Cronemberg. Y "El imperio del sol" (otra película que me fascinó) precisamente lo tengo pendiente en mi lista de libros por leer.

    ResponderEliminar
  2. Flashman, enhorabuena por tu blog. Te lo tienes muy bien montado. Ya me gustaría a mí tener tantos comentaristas, en vez de ser yo el comentarista de otros. Me he enterado de que te va el tema de los atentados terroristas del 11-S y del 11-M. Aunque este no sea el post más indicado, ¿qué opinas de estas vigas del World Trade Center? ¿Podría tratarse de un montaje fotográfico?:
    http://911allthetruth.wordpress.com/2008/11/07/evidencias-de-que-el-acero-de-las-torres-del-world-trade-center-fue-cortado-con-termita/

    ResponderEliminar
  3. Patxi, están los post al respecto para comentar sobre el 11-S y el 11-M. La utilidad de últimos comentarios me avisa aunque sean post antiguos.

    No se si será un montaje, pero tenía entendido que la supuesta demolición controlada se hizo a la altura de colisión de los aviones, no casi a ras de suelo como se percibe en las imágenes. Además, en las fotos se aprecia que no todos los pilares (o soportes, pero no vigas, que son elementos horizontales) están "cortados" a 45 grados, ni mucho menos.

    De todas formas no soy ningún experto en el 11-S, ya que sólo muy recientemente he fijado mi atención en él.

    ResponderEliminar
  4. La leche, la explicación era mucho más sencilla y me fustigo por no haberla imaginado. Los pilares metálicos fueron cortados por los operarios encargados del desescombro a fin de facilitar la labor. En la siguiente página se ofrecen imágenes:

    10 fotos que los conspiracionistas del 11S odian

    ResponderEliminar
  5. Eso es lo que imaginaba, pero no tenía pruebas. Las vigas están cortadas con sopletes de plasma después del derrumbamiento. Pero el autor del blog se equivoca al decir que la termita no se utiliza en las demoliciones. Sí que se la emplea, aunque no es frecuente porque los rascacielos (peso del edificio soportado por el armazón de vigas y no por las fachadas) son un invento relativamente nuevo, y no se suelen tirar con frecuencia.

    Flashman, tendrías que publicitar más en Facebook o donde sea artículos como los del 11-S y el 11-M, porque la gente no conoce los detalles de todas esas contradicciones y tiende a quedarse con las historias de Thierry Meissan y los chicos anti-OTAN.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la sugerencia de Facebook, pero de momento no tengo intención. Lo poco que lo conozco no me causa gran impresión, e iba a tener muy poco tiempo y ganas para tenerlo al día. De hecho, el blog mismo ya se está resintiendo de nuevo por ese motivo.

    Estudiaré la propuesta de todos modos.

    ResponderEliminar
  7. Saludos a ambos.

    A decir verdad, según la Wikipedia sí que es posible que la termita explote en según qué circunstancias. De todas formas, en general no es explosiva y aquí hay una explicación detallada sobre ello (en inglés):

    http://www.rense.com/general77/geddno.htm

    ResponderEliminar
  8. NOTA: la utilidad de la termita como explosivo de demoliciones no reside en su potencia sino en su capacidad para generar reacciones químicas muy exotérmicas. No es su poder ni su velocidad de fuga lo que causan esos cortes en las vigas, sino la técnica de utilización, muy similar a la de las granadas de carga hueca.

    El explosivo va alojado en el interior de un perfil de acero entre la chapa de este y el ángulo externo de una escuadra de cobre, a la que dobla y comprime en el momento de la explosión, fundiendo el metal y creando una cuchilla de cobre líquido -no exactamente líquido, sino plasma a 8.000 grados K o más-. Esta cuchilla es lo que penetra en la viga y la corta como si fuera de mantequilla.

    Por eso -presuntamente- las vigas de las fotos presentan esos cortes, toda vez que no hayan sido cortadas después del atentado, hecho banal que interesadamente ignoran los forofos de las teorías de la "demolición" controlada.

    ResponderEliminar