jueves, 30 de julio de 2009

El modus operandi de ETA contra casas-cuarteles

Los psicópatas de ETA han vuelto a atentar, ésta vez contra una casa cuartel de la Guardia Civil en Burgos. Y el gurú conspiranoico Luis del Pino vuelve a servirse del terrorismo para repartir una nueva dosis de soma a sus fieles devotos, consciente de que ninguna estafa que les venda sobre el 11-M tendrá suficiente entidad para los miembros de su secta. Se atreve el inmundo personaje a excretar la siguiente deposición:
Después del 11-M, fueron innumerables las voces que se alzaron desde la izquierda y desde sectores nacionalistas - ¿lo recuerdan ustedes? - para decirnos que la matanza de los trenes no podía ser obra de ETA, porque ése no era su "modus operandi", porque "ETA siempre avisa".

El argumento era infame, pero una parte de la sociedad española (esa parte tan enferma, en términos democráticos, como para odiar a Aznar mucho más que a Josu Ternera) se mostró dispuesta a comprar aquella falacia con auténtico entusiasmo. No en vano estaban en juego unas elecciones generales que habían de celebrarse tres días después.

Supongo que sería hora de recordarles a algunos sus palabras y preguntarles, siguiendo con su argumento, si el atentado contra la casa cuartel de Burgos es obra de Al Qaeda, dado que "ETA siempre avisa" y, en este caso, nadie ha avisado de la colocación de esos 200 kg de explosivos que han herido a 50 personas. Sería una forma de poner de manifiesto su brutal demagogia.
Como no podía ser de otra manera, Del Pino miente como sólo los profesionales de la trapacería saben hacerlo, aunque lo rendido de su habitual audiencia reste mérito a su presunto poder de convicción. El sujeto omite antecedentes y se salta datos esenciales para juzgar la validez de su forzado silogismo, herramientas necesarias para, utilizando sus propias palabras, “poner de manifiesto su brutal demagogia”. Basta con remontarse a hechos similares, los cuales jalonan alguno de los peores momentos la macabra historia de la lunática banda terrorista.

Atentado contra la casa cuartel de Zaragoza, 1987.
Marco explicó que en el caso de la casa cuartel de Zaragoza, un terrorista aparcó el coche cerca de la entrada sobre las ocho de la mañana. Precisó que cuando el terrorista se estaba bajando del coche, el guardia le dijo que no se podía aparcar ahí, pero el etarra salió corriendo hacia el otro extremo de la calle.

El guardia civil que estaba de guardia salió de la primera tapia vio que el coche echaba humo por abajo y salió corriendo detrás del terrorista, como vio que no le alcanzaba y que se iba por otra calle decidió volver hacia el coche para avisar en la entrada de la casa cuartel. El portavoz de la AVT recordó que al guardia civil sólo le dio tiempo a avisar a un compañero y mientras se iban alejando hacia el interior para dar la voz de alarma es cuando explotó el coche.

Atentado contra la casa cuartel de Vic, 1991.
Los hechos sucedieron el 29 de mayo de 1991 por la tarde, cuando un coche bomba cargado con 70 kilos de amonal asesinó a nueve personas, cinco de ellas menores. Una décima persona murió atropellada por un vehículo que intervenía en el rescate de las víctimas. Al día siguiente del atentado, la Guardia Civil localizó a los autores del atentado en Llicà d'Amunt, que murieron en un tiroteo.
Atentado contra la casa cuartel de Durango, 2007.
La furgoneta fue aparcada en la parte trasera de estas instalaciones por un individuo encapuchado que salió corriendo, indicaron fuentes de la lucha antiterrorista.
Estos hechos han sido visto desde la casa cuartel a través de las cámaras de seguridad.
Al parecer, un guardia civil ha intentado impedir la explosión con un inhibidor de frecuencias, pero no lo ha conseguido.
Atentado contra la casa cuartel de Legutiano, 2008.
Según las primeras investigaciones, el método usado por los terroristas ha sido similar al atentado de Durango del pasado 24 de agosto contra otra casa cuartel: han llegado al lugar, se han bajado del vehículo y han dejado la furgoneta con los explosivos, lo han activado y han huido en otro, un Peugeot 306, matriculado en Bilbao.
Cuatro ejemplos. En ninguno se dice que mediara una llamada de aviso. Sencillamente no la hubo porque, dentro de la lógica desquiciada que siguen éstas bestias, una casa cuartel de la Guardia Civil es objetivo militar, con independencia de que también la habiten mujeres y niños. Es un hecho objetivo, y no supone ninguna concesión a la banda terrorista, que cuando ETA sitúa objetivos civiles en su punto de mira sí hace uso de la llamada de advertencia, lo cual no les exime de culpa en caso de darse el peor de los escenarios posible, por supuesto. De tal manera construyen éstos gudaris de mierda su carácter heroico, apreciable tan solo por quienes padecen la misma enfermedad que lleva a un terrorista a convertirse en un despojo humano.

Pero no demos de lado a Luis del Pino, ese comerciante del dolor y la muerte que ha hecho carrera perjeñando toda clase de falacias sobre el 11-M. Los ejemplos aquí reseñados evidencian su último ejercicio de manipulación, lo mentiroso que es y lo fácil que es comprobarlo. Y como las desgracias, a ésta desgracia de ser humano le acompaña otro que tal baila, su socio conspiranoico PedroJ Ramírez. El pobre hombre hace un espantoso ridículo en su El Mundo en 2’, obcecado en su afán de culpar de algo a las FyCSE ahora que, casualmente, se encuentra litigando en los juzgados contra alguno de sus miembros (gracias a Lejíaneutra):
Solo la suerte ha impedido que el balance no haya pasado de heridos leves... Solo la suerte, no la prevención. Es incomprensible que un acuartelamiento tan importante no tuviera una vigilancia nocturna capaz de detectar que alguien aparcaba un vehículo sospechoso en su trasera a las cuatro de la mañana
Para su infamia, reveladora de su nulo cariz profesional, la edición digital de su periódico cuenta que la furgoneta bomba fue colocada sobre las 14:15 del día anterior, y que fue sometida a revisión al caer la noche, al igual que lo refiere Público, RTVE y Diario de Burgos entre otros medios.

---------------------------

Mientras escribo ésta entrada se ha producido otro atentado en Mallorca, y todas las sospechas apuntan a ETA en lo que sería un salto cualitativo en su escalada criminal, ya que las islas eran terreno vedado para sus comandos debido a la dificultad de eludir el cerco policial en un espacio rodeado de mar por todas partes. Un detalle (la ampliación del ámbito de actuación etarra en una presunta época de debilidad) que viene a ensombrecer aún más el negro panorama que nos dibuja ésta casta de puercos sociópatas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada