lunes, 9 de julio de 2012

De enfermedades laborales y despidos procedentes

Tengo un hérpes zoster. El virus de la varicela queda latente dentro del cuerpo y se manifiesta pasado un montón de años en forma de erupción cutánea acompañado de dolor agudo, en mi caso en el pecho. Este dolor es incapacitante por lo que me veo obligado a permanecer en casa y no acudir a trabajar. No aguanto más de diez minutos en otra posición que no sea tumbado debido al dolor punzante, y esto puede durar semanas. El tratamiento consiste en antivirales y analgésicos, los cuales al menos en estos primeros días no se muestran muy eficaces. De los tres motivos descritos como causantes del rebrote de este virus solo uno se ajusta a mi situación personal: el estrés. Es posible que el exceso de presión en mi trabajo, sin darme yo cuenta, me esté pasando factura.

Después de esta pequeña introducción el lector habitual de este blog se preguntará ¿y por qué este tío se pone ahora a hablar de sí mismo cuando es algo que casi nunca hace?

Espero hilar bien lo que quiero expresar. Lo primero que me ha pasado por la cabeza al cobrar conciencia de lo que me pasa es que no quiero coger una baja. Me las he apañado para quedarme tres días en casa sin que me cuente como baja, utilizando para ello mis días de exceso de jornada, con la esperanza de que para el jueves me sienta lo suficientemente bien como para ir a trabajar. Fíjense bien; estoy enfermo, lo que me ocurre me incapacita, pero mi fijación no es curarme sino evitar propiciar una situación que facilite las cosas a mi empresa en caso de querer desprenderse de personal. Porque los rumores están ahí, una lista de posibles despidos que podría ver la luz en septiembre... o antes. Tal y como están las cosas ¿quién quiere correr riegos? 

Tengo conocidos que con mi misma edad se han quedado en la calle tras años y años en su empresa, y el paro jamás fue una amenaza que planeara sobre su futuro...hasta que les tocó. Cuando lo compruebas de cerca, en los huesos de personas más o menos cercanas, cobras conciencia de lo vulnerables que nos hemos vuelto, de lo fácil que un proyecto vital se puede venir abajo. Basta con que...te pongas enfermo. No hace falta un ERE ni el cierre de la empresa. Con faltar al trabajo nueve días en dos meses, aun siendo bajas médicas justificadas, es suficiente para que te puedan despedir de manera objetiva con 20 días de indemnización por año. En mi caso les puedo asegurar que la política de mi empresa de despedir y recontratar de forma sucesiva durante años convierte mi eventual despido en algo muuuuy barato.

Observemos el panorama: te despiden y te contratan una y otra vez para que no acumules antigüedad que pueda incrementar una futurible indemnización por despido; en lugar de repartir el trabajo le sobrecargan a uno para evitar pagar más sueldos, exigiendo si ello es necesario la realización de horas extras que no están dispuestos a pagar; y cuando, fruto de la presión y el agobio, tu organismo hace ¡catacrock! en lo único en que piensas es en reincorporarte cuanto antes para no ver peligrar tu puesto. El paro es un fantasma demasiado terrible, y más cuando has sobrepasado los 40 años. Dado como funcionan las políticas de empleo en este país, quedarte en paro a partir de esa edad es dejarte prácticamente fuera del mercado laboral.

Lo que intento decir es que este modelo es una amenaza para sí mismo. No se puede forzar la máquina hasta el extremo de quedarte sin piezas que hagan funcionar el engranaje productivo. Muchos esperamos que el sistema colapse para que sea sustituido por algo mejor, pero ese pensamiento ha de tener en cuenta a todos aquellos a los que se nos puede llevar por delante. Te machacan y te exprimen hasta que te sacan la última gota de jugo, y en ese momento tu maquinaria interna "se cuelga" como un ordenador. ¿Ese es el premio por entregar tu tiempo, tu esfuerzo y tu sudor, incluso más allá de la medida necesaria? No, el premio es que te despiden pero no solo por ponerte enfermo, sino por enfermar debido a las condiciones que te han impuesto y que no nos queda más remedio que aceptar debido al dramático desequilibrio existente entre oferta y demanda laboral.    

La cima de la perversidad es que el sistema consiga que te sientas culpable por ponerte enfermo. La crisis no solo la estamos pagando con nuestro dinero, también la pagaremos con nuestra salud.

9 comentarios:

  1. Pues nada, ánimo, que te mejores y suerte con el curro :-(

    ResponderEliminar
  2. "...la política de mi empresa de despedir y recontratar de forma sucesiva durante años...."

    pero vamos a ver joder, ésto es ilegal amigo mio!!...informate un poco....vete a hablar con un abogado...les tienes pillados de los huevos porque te tendrán que hacer indefinido, respetarte la antiguedad, darte los 45 dias...darte los trienios y pluses convenios atrasados, etc, etc, etc...¡denuncia! ¡denuncia ya!

    con todo el cariño del mundo..¡eres un padefo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No debe serlo cuando es una práctica que llevan años haciendo y, créeme, muchos antes que yo ya dudaron de su legalidad sin que hubiera asidero legal al que aferrarse. No es exactamente despedir y recontratar, sino dejar expirar el contrato, finiquitarte y volverte a contratar. Yo ya no estoy temporal, pero hoy día estar fijo tampoco te garantiza nada dadas las últimas reformas laborales.

      Eliminar
    2. OPCION A: Hacerme caso e ir a un abogado. Ir a un sindicato. Informarte. Mover el culo.

      OPCION B: La opción de los padefos. No quiero lios. No voy a ganar nada. Mejor no hago nada. Mejor me quejo en el blog.

      ¡¿Por que en este pais de mierda tenemos la mania de hacer caso a lo que dice la propia empresa, las leyendas urbanas y los amigetes que son otros padefos?!

      ¡Por que en este pais tenemos miedo a los juicios y a los jueces! ¡Los jueces con la ley y la documentacion en la mano trinchan a las empresas en el 99% de los casos hombre! ¡Por eso cuando amenzas con ir a juicio te dan lo que pides amistosamente! ¡Porque saben que van a perder!

      Esque te leo y parece que te estas intentando convencer a ti mismo de que no merece la pena hacer nada joder...actitud derrotista 100%...actitud padefa...

      "No es exactamente despedir y recontratar, sino dejar expirar el contrato, finiquitarte y volverte a contratar" --> al juez eso se la sopla, eso es contrato en fraude camuflado, solo necesitas todos los contratos y ya esta ganado.

      "Yo ya no estoy temporal, pero hoy día estar fijo tampoco te garantiza nada dadas las últimas reformas laborales." --> Claro que es mejor. Y ademas tu serias fijo con los derechos de haber sido fijo hace la pera de años.


      "muchos antes que yo ya dudaron de su legalidad sin que hubiera asidero legal al que aferrarse." --> pf..bueno...en un minuto y sin que me venga a cuento te he encontraod tu asidero legal..


      ......un contrato temporal correcto, cuya causa cumpla con los requisitos mencionados, también puede volverse fraudulento y transformarse en indefinido sobre la marcha si el empleado tuviera 2 o más contratos temporales correctos (no en fraude) que sumen al menos 24 meses de contratación dentro de un período de 30 meses, que no tienen que ser los últimos 24 ni los últimos 30. No cuentan los contratos de relevo, interinidad, formación y prácticas, siempre y cuando éstos no sean fraudulentos a su vez. Dependiendo de la fecha de los contratos, puede ser necesario o no que sean con la misma empresa y para el mismo puesto. Esta forma de ser indefinido está suspendida hasta el 1/1/2013 para quien no hubiera alcanzado el límite antes del 27/8/2011, pero no afecta a quien ya lo hubiera alcanzado antes de dicha fecha. Ojo, que esta forma de ser indefinido es aplicable a contratos temporales correctos. Si son en fraude no necesitas alcanzar ningún límite sino que serías indefinido desde el primer día del primer contrato en fraude que hubieras tenido........

      Eliminar
    3. Hablas como si conocieras toda mi circunstancia, mi empresa, mi situación personal, las consecuencias de según qué actos... Es my sencillo aplicar una fórmula general desde fuera, sin observar matices, pros y contras... La vida no es tan simple como venir a colgar etiquetas sin conocer detalles esenciales. Aunque las cosas sean como tú las pintas y soy eso que dices que soy.

      Eliminar
    4. hombre, adivino no soy claro está, pero ésto parece un caso de libro y es que en temas laborales es todo sota caballo y rey

      en cualquier caso solo decirte que si te acaban hechando tienes 20 dias para denunciar todo esto

      que nadie se ofenda por lo de padefo, en españa somos 30 millones, yo el primero

      saludos!!

      Eliminar
    5. MADRE MIA. DE CASUALIDAD HE LLEGADO AQUI. YO TENGO EL VIRUS ZOSTER Y NO HE FLTADO NI 1 DIA A MI TRABAJO. SI SEGUN TU TAN MALAS SON LAS CONDICIONES DE LOS TRABAJADORES Y TAN BUENAS DEL EMRPESARIO. ¿A QUE ESPERAS PARA MONTAR UNA EMPRESA Y PONERTE A EXPLOTAR TRABAJADORES Y ENRIQUECERTE? LO QUE FALTA EN ESTE PAIS SON EMPRESARIOS Y EMPRENDEDORES Y LO QUE SOBRAN SON ASALARIADOS. VENGA YA TARDAS

      Eliminar
  3. "¿Ese es el premio por entregar tu tiempo, tu esfuerzo y tu sudor, incluso más allá de la medida necesaria?"

    No, ese es el premio por ser gilipollas.

    Y seguro que fuiste convencido votante del PPSOE, como si lo viera...

    P.D. "Tal y como están las cosas" y parte de la culpa es tuya y de otros millones de borregos como tú. Otra gran parte de la culpa es de los cientos de miles de sinvergüenzas y corruptos que asolan este país.

    Ala a disfrutarlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora, estimado anónimo, nos cuentas a todos qué es lo que haces tú para para mejorar las cosas más allá de entrar al blog de alguien al que no conoces y de quien no sabes nada para vomitarle insultos. Demuestra que tienes autoridad moral para dirigirte así a mí.

      Eliminar