jueves, 23 de julio de 2015

Los datos no avalan la atención que se presta a ABC y La Razón

En España tenemos a día de hoy, según Wikipedia, 46.439.864 habitantes.

Según Indexmundi, en 2014 había:

 - 21.910.648 personas entre 25 y 45 años

 - 5.461.434 personas entre 55 y 64 años


 - 8.416.121 mayores de 65 años.

Vamos a asumir estos datos como actuales ya que no puede haber mucha diferencia de un año para otro.

Nos queda la población entre 15 y 24 años, que sería de 4.582.800 personas. Para el propósito que nos ocupa, y mediante una regla de tres, vamos a quedarnos con el 75% de esa cantidad (correspondiente a la franja de edad entre los 18 y los 24 años), es decir,

 - 3.437.100 individuos.


Sumando estas cuatro cantidades concluimos que en nuestro país tenemos una cantidad aproximada de

39.225.303 adultos. Vamos a dejarlo en 39 millones justos por aquello del redondeo.

Los adultos son quienes consumen prensa diaria de kiosko, y aquí estamos contemplando desde quienes estrenan mayoría de edad hasta los jubilados más veteranos.

Ahora echemos un vistazo a los datos del último Estudio General de Medios:

Según la última oleada, desde abril de 2014 a mayo de 2015, ABC tiene una media de 495.000 lectores diarios y La Razón cuenta con 256.000. Entiendo que cada día no se vende un ejemplar a una persona distinta, sino que hablamos de lectores fieles que lo compran con frecuencia diaria.

Las matemáticas básicas nos dicen que lee ABC un 1,27% de la población adulta a partir de los 18 años.

Idéntico cálculo revela que La Razón es seguido por un 0,65% de españoles.

Viendo los resultados solo queda preguntar ¿por qué coño se le presta tanta atención a unos medios que, a la luz de los datos, y teniendo en cuenta que son diarios de tirada nacional, arrojan un número de lectores únicos que solo cabría calificar de marginal?

No hay comentarios:

Publicar un comentario