Ir al contenido principal

Se acabaron las redes sociales

Hace ya más de un año que abandoné Twitter, y durante el próximo mes de enero se consumará mi salida de Facebook. La primera la dejé por considerarla la mayor fuente de mal rollo del momento, y la vida es demasiado corta y con momentos sublimes demasiado escasos como para pasar parte de mi tiempo encabronado. La red de Fuckerberg me hartó cuando me suspendió la cuenta dos veces por motivos arbitrarios. He aguantado demasiados exabruptos como para aceptar sin más que se limite mi derecho a expresarme. Bastante me contenía ya.

Sospecho que esto va a ir a más. Las RRSS son potentes armas de propaganda y, no nos engañemos, no están ahí para beneficio de mindundis como yo. Imponen reglas que sus usuarios se ven obligados a acatar si quieren seguir con su cuenta activa. Han creado la necesidad y ahora pueden manejar a su antojo a millones que ya no pueden prescindir de esta herramienta. Es otra forma de subyugar, acostumbrando al populacho a aceptar dócilmente cualquier imposición si con ello facilitan continuar usando el juguete que se ha vuelto imprescindible.

Si solo la utilizas para compartir fotos todo esto te sonará a verborrea rencorosa. Si tratas de intercambiar ideas y pensamientos en pos de un ideario de manera vehemente, antes o después se te acusará de no respetar las reglas, y se te censurará. Todo reinado vive su declive, pero no estaré ahí para ver la caída de estas RRSS. Lo veré desde fuera, sin que nadie me quite pedacitos de felicidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Festival de Eurorisión

Una vez más, el mayor atentado contra el buen gusto musical se acaba de perpetrar ésta noche. En Finlandia se está celebrando una nueva edición del festival de Eurovisión en el que, nuevamente, se pone de manifiesto que la música es lo que menos interesa a los organizadores del evento, añadido a que la calidad artística de los representantes que envía cada país tiene un peso irrelevante frente a la diversidad fronteriza de su terruño de procedencia. Crudo lo tienen países como Portugal o Reino Unido (en mi último vistazo no habían recibido un sólo punto), con tan sólo un país vecino frente a todos esos nuevos estados surgidos al este de Europa durante los últimos quince años, con tantas naciones amigas a su alrededor de las que recibir parabienes. No descubro nada nuevo, pero comprobar que semejante paripé se intenta seguir disfrazando de concurso musical (añado: ahora es una gala , expresión que en España se ha convertido en sinónimo de deyección por obra y gracia de las difere

Reseña de cine: "Recuerdos perversos" (2007)

En algún lugar leí que el sub género de metraje encontrado aún tenía alguna pequeña joya que ofrecer, hablando en concreto de esta "The Poughkeepsie tapes". Si encuentro al autor le enviaré una carta con ántrax para que aprenda a no andar jodiendo por la red. Se trata de un falso documental acerca de los atroces asesinatos de un psicho killer ficticio en el cual, al mejor modo de esos programas yanquis sobre resolución de crímenes que asoman por algún canal de nuestra TDT, diversos personajes como policías, forenses o psicólogos hablan ante la cámara narrando detalles sobre la también ficticia investigación. Lo que al principio puede tener algo de interés a mitad de película se ha convertido en un verdadero tostón, y ni siquiera salpicar con fragmentos de las cintas del título (tapes, en inglés) con el asesino en acción añade tensión o algo de malestar. Porque que este comistrajo exista requiere que el maromo vaya cámara en mano hasta para mear. Para colmo, como el psicó

España es una mierda y la culpa es de los españoles

Hay algo que siempre me ha llamado la atención de los políticos españoles: su  marcada tendencia a la adulación exagerada del ciudadano , a regalarle el oído con lisonjas y a dedicarle toneladas de jabón. Que si España es un gran país, que si los españoles son muy inteligentes, que si confiamos en la sociedad española, que si creen en su capacidad de esfuerzo, que si somos el principal activo del pais… Visto el número de votos que reciben cabría juzgar que la táctica les da resultado pero ¿se la da a los españoles? Pienso que, llegados a este punto,  es hora de decir justo lo contrario, esto es, la verdad . España es un país donde predominan los  mangantes , los  chorizos , los  sinvergüenzas , donde reina un  feroz individualismo  y la empatía hacia el prójimo brilla por su ausencia. España es un lugar en el que la mayoría de la gente solo se mueve en busca de su propio beneficio, donde el  todo gratis  es una religión con millones de fieles, donde  el esfuerzo y el espíritu de supe