jueves, 7 de septiembre de 2006

Lo que dijo Materazzi

Por fin lo conocemos, la declaración que todo el paneta deseaba oir se ha producido, lo que llevó a uno de los iconos del señorío y la humildad dentro de los campos de fútbol a agredir de la forma por todos conocida (¿hay alguien que no haya visto el cabezazo?) a un contrario en el momento más crucial (una prórroga) del partido más importante que futbolista alguno pueda imaginar.
"Ambos hablamos y no fui el primero. Lo agarré de la camiseta ¿pero acaso no es una provocación decir 'si quieres mi camiseta te la daré después'?", relató Materazzi.
"Le contesté a Zidane que preferiría a su hermana, es la realidad. Le mencioné a su hermana y eso no es algo bueno, esa es la verdad", agregó.
Debo confesar que estoy decepcionado. ¿Eso es todo? ¿Eso justifica la reacción de Zidane en la prórroga de la final de un Campeonato del Mundo de fútbol, como he señalado, el partido más trascendente que puede disputar un profesional de éste deporte, agravado además por ser su despedida? ¿Alguien imagina que ésto es lo peor que se puede escuchar en un terreno de juego? ¿Alquien imagina, siquiera, que es lo peor que Zidane ha escuchado durante su trayectoria futbolística?

¿Y qué tendrían que haber hecho entonces éstos otros?

No hay comentarios:

Publicar un comentario