lunes, 8 de enero de 2007

Siguen siendo muchos

Un total de 114 personas mueren en las carreteras durante la Navidad, 67 víctimas menos que el año pasado.

La reducción de 67 fallecidos, pese a ser considerable, no es ni mucho menos un triunfo al lado de los 114 que sí han perdido la vida.

Yo
sólo viajo en coche de copiloto, pero viendo lo que veo cada vez que lo hago, me parece que pocas desgracias ocurren todavía en nuestras carreteras para las animaladas que se producen.

Es algo que aún no consigo comprender. Supongo que todos piensan que esas cosas les pasan a los demás; pero ocurre que para el resto de personas, los demás somos nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario