lunes, 5 de marzo de 2007

La bajeza en estado puro

El Partido Popular saldrá de nuevo en manifestación el próximo sábado, ésta vez con motivo del paso a prisión atenuada del terrorista de ETA Ignacio De Juana Chaos. Que el partido de Rajoy Brey vaya a salir a la calle para protestar por algo que es un juego de niños al lado de la inacción que caracterizó su gobierno a la hora de excarcelar a más de cien presos etarras no debe extrañar ya a nadie. Además se permite la abyección de convocar a los "españoles de bien", a los "normales y sensatos" en una totalitaria manera de discriminar y calificar a los ciudadanos con arreglo a la afección que le profesen: los que acudan son españoles de bien, normales y sensatos, y lo que no vayan, no lo son. La indecencia y la definitiva ausencia de principios éticos en su estrategia de oposición no invita a imaginar otro proceder que el capitalizado por la más infame y repulsiva utilización del terrorismo como arma política. A Rajoy no le importa lo más mínimo la división que provocan sus palabras si con ello consigue el poder. Es un tipo absolutamente vendido a sus ambiciones políticas a las que supedita todo principio moral.

Ahora el lema de su convocatoria será "España por la libertad, no más cesiones a ETA". ¿De qué cesiones habla? ¿De perdonarle unos cientos de días de condena a De Juana por escribir un par de libros? No, no puede ser por eso, porque esa "cesión" fue concedida por José María Aznar en 2000. ¿De no "construir" nuevas imputaciones contra etarras condenados a cientos de años para alargar su estancia en prisión? Tampoco, porque eso fue lo que hizo, equivocadamente a mi entender, el ministro de justicia del actual Gobierno. El ejecutivo de Aznar no movió ni un solo dedo para evitar la puesta en libertad de asesinos etarras. ¿Quizá se refiere al acercamiento de presos que tuvo lugar durante el secuestro de Ortega Lara? Imposible, porque al funcionario de prisiones le secuestraron en enero de 1996 y Aznar juró cargo como Presidente del Gobierno en mayo del mismo año, ergo las decisiones en política penitenciaria surgidas a partir de entonces correspondieron al ejecutivo popular.

¿Acaso se refiere a la concesión a De Juana del segundo grado penitenciario, al que tiene derecho? Entonces, no se manifiesta por una cesión a ETA sino contra una decisión legítima y ajustada a la legalidad de un Gobierno soberano, exactamente igual de soberano que el que permaneció impasible ante la puesta en libertad de criminales con condenas de cientos de años a sus espaldas y que presidió Aznar.

Se conoce que los halcones del PP han visto el potencial electoral del filón De Juana y lo van a exprimir de manera inmisericorde, lo malo es que para hacerlo se han de ver obligados a mentir, a engañar y a manipular porque saben que con la verdad en la mano, no tienen nada que no ponga a su partido también en el disparadero por las acciones pasadas. Un ejercicio de hipocresía y cinismo sin precedentes en nuestra democracia y que no parece que importe a su horda de fieles más radical, obsesionados aún por los resultados del 14-M.

Dice el refrán que "dime con quien andas y te diré quien eres" y, a juzgar por las compañías que ésta vergonzante estrategia está granjeando al partido de Rajoy Brey, la extrema derecha se encuentra cómoda en la dinámica de crispación perjeñada por el PP. Debería dar que pensar a más de uno éste estado de cosas, en el que los ultraderechistas cada vez copan más cuota de protagonismo de la mano de un partido que aspira a La Moncloa.

Valga otro ejemplo que refleja el modo en que el caso De Juana no es sino un pretexto para someter al Gobierno a un violento desgaste con vistas a obtener rédito electoral: el ex-general de la Guardia Civil y condenado por los asesinatos de Lasa y Zabala, Enrique Rodríguez Galindo, salió de la cárcel en octubre del año pasado. Un señor que, condenado a 75 años, tan solo ha cumplido cinco entre rejas, y de forma tan legal como ahora De Juana ha pasado a prisión atenuada. Para el PP siempre ha sido recurrente echar mano de la cal viva para recordarle al PSOE su responsabilidad en los crímenes perpetrados por el GAL, como forma de reprochar vergonzosos comportamientos pasados al rival. El GAL está cada dos por tres en boca de algún miembro del PP cuando quieren subrayar el peor legado de los gobiernos socialistas, pero cuando el principal condenado por esas acciones sale en libertad no mueven ni un sólo músculo ni trasciende reacción alguna de cierta relevancia. ¿El terrorismo de estado ya no precisa la atención de antaño, una vez que no puede utilizarse como arma arrojadiza en el debate partidista? Por lo visto, para los que hacen del terrorismo la permanente punta de lanza de su táctica política, no.

Lo que me sigue sorprendiendo, y me llena de pavor, son opiniones referidas a que todo ésto se lo ha buscado Zapatero por sacudir a las bestias dormidas que aún existen en nuestro país, incluso en democracia. Es decir, que la acción de un gobierno democrático debe estar condicionada por la existencia de las susodichas so pena de que despierten y den rienda suelta a sus iras, de consecuencias no calculadas. Esto es, que lo que hagan esas bestias está justificado por la provocación que supone la acción de gobierno de ZP que, ¡qué desfachatez!, está haciendo uso del poder que los ciudadanos le han otorgado en libres elecciones, como ocurre en toda democracia. ¡Habrase visto!

O lo que es lo mismo, que la democracia ha de estar sometida a un permanente chantaje, como consecuencia de la amenaza latente de ver resucitar a las bestias en cuanto el Gobierno de turno se salga de las directrices marcadas por ellas. Huelga decir que ésto no tiene nada que ver con la democracia, y quienes compran éste argumento, en nada se asemejan a demócratas.

----

Actualización 06/03/07: pese a no haber hecho referencia alguna en ésta entrada a la Brunete mediática que sirve a la derecha montaraz en su infame carrera hacia Moncloa, tampoco está de más poner de relieve la hipocresía de alguno se esos medios que cada mañana se dedican a dar lecciones de ética periodística desde la más absoluta ignominia.

Y para acabar, en éste blog he encontrado una entrada más que interesante sobre un caso de lo que el PP llamaría "cesión" a los terroristas en tiempos de UCD, ese partido que hoy en día nutre en gran medida las filas populares.

2 comentarios:

  1. Ooooooooooooooooootra manifa, señores! Estamos que lo regalamos, ya salimos a dos al mes.
    Los más beneficiados, el sector de la gasolineras, que con tanto trasiego de autobuses de ida y vuelta a Madrid, se están forrando. Algo traman: ¡queremo de sabé!

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, no estaban tan listos para manifestarse cuando ellos hacían las excarcelaciones y los acercamientos de presos.
    Seguro que también se manifestarían si De Juana Chaos hubiera muerto en la cárcel. Como el editorial que escribió Pedro J en su periódico en 1990 diciendo que era inhumano que alguien muriese de hambre "fuera cual fuese su delito" (en referencia a un preso del GRAPO en huelga de hambre).
    Saludos.

    ResponderEliminar