miércoles, 31 de octubre de 2007

PP: Partido de la Patraña, hoy más que nunca

La sentencia del juicio por el 11-M no ha dejado lugar a dudas. Los atentados los cometió un comando islamista inspirado en Al Qaeda, no hay rastro de ETA y no hubo mano negra policial. La lectura del resumen de la sentencia que el juez Gómez Bermúdez ha hecho hoy ha sido tan dura como rigurosa. Ha ridiculizado a los que pretendían desviar la atención hacia el terrorismo etarra y ha enterrado las teorías que intentaban instalar la sospecha sobre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Los entes que desde pocas fechas después de las elecciones del 14 de marzo de 2004 trataron de sembrar de insidias la opinión pública española han sufrido un revés que no por esperado resulta menos satisfactorio.

De la lectura resumida de la sentencia se extraen conclusiones que dejan a los promotores de las teorías conspirativas y a sus avalistas, en especial a los Peones Negros, en un plano moral cercano al de los simpatizantes etarras. Ésta secta que ha colaborado activamente en las defensas de, entre otros, Jamal Zougam, condenado a miles de años de prisión como autor material de los hechos, ha actuado del mismo modo que lo hace el entorno etarra con los terroristas que son llevados a juicio: poniendo en cuestión las instituciones ubicándose al margen del sistema; dedicando epítetos insoportables a víctimas del 11-M no afectos a la AVT; haciendo imputaciones delictivas a miembros de las FyCSE; propalando implicaciones criminales a políticos y periodistas por el hecho de situarse en la orilla ideológica opuesta a la suya.

Han batido todos los records de infamia, indecencia y vileza registrados en nuestro país y han terminado convirtiéndose en una suerte de grupo antisistema que ha intentado socavar el Estado de Derecho con la única finalidad de colocar sus prejuicios, sus odios y sus mentiras en el primer plano de la actualidad ciudadana.

Pero no han sido ellos solos. Los Peones Negros son una consecuencia, el siniestro resultado de una confluencia de intereses políticos, periodísticos y económicos que tiene su origen no en el 11 de marzo de 2004, sino tres días después. La pérdida de las elecciones generales por el Partido Popular es el detonante, el leit motiv de la catarata de infundios e insidias desplegada desde sus satélites mediáticos. Que su opción política afín dejara de ostentar el poder es lo que les ha obsesionado, ofuscado y enloquecido.

Merece la pena hacer un recuento, una relación de aquellos que han convertido la peor masacre terrorista ocurrida en Europa en el eje de su actividad; un listado de aquellos que se han lucrado con el 11-M a través de la venta de libros o el incremento de sus tiradas y oyentes. De aquellos que se han alimentado con la sangre de las víctimas del 11-M y han hecho negocio con ella. Pero lo dejaré para otra entrada y ahora me centraré en la indignación que me ha causado la comparecencia de Mariano Rajoy.

El muy sinvergüenza, porque hay que carecer por completo de escrupulos y moral, se ha apuntado el mérito de la condena a los imputados por el hecho de que fueron detenidos bajo el mandato del PP. A lo que no ha hecho alusión es al rosario de embustes vertidos en aquellos días para convencernos de que había que dirigir las miradas hacia terroristas que no se ajustan al perfil de los hoy condenados. No se ha referido a las palabras de su hoy secretario general, Ángel Acebes, calificando de miserables a quienes no asumieran la autoría etarra; no ha dicho ni media de su anterior jefe, el expresidente José María Aznar, y de las veladas acusaciones que esputó en la comisión de investigación sobre los atentados; ni de los miembros de su partido que han alentado de forma activa esa conspiranoia de la que, en vista de su estrepitoso fracaso, ahora se intentan apear.

Ni siquiera ha hecho mención a la convicción moral que, en plena jornada de reflexión, encargó a un periódico que pusiera en portada para influir en la opinión pública a 24 horas de unas elecciones generales. Ni los testimonios de los mandos policiales que contradicen lo declarado durante esos tres días de marzo por el entonces ministro del interior. En cualquier comunidad con unos principios éticos consolidados ésta gentuza estaría apartada de la esfera pública, pero donde la amoralidad es una constante no se puede esperar un comportamiento mínimamente ético.

Lo que debería haber sido una comparecencia de alguien a quien le pesan las manipulaciones y negligencias documentadas en el seno de su partido, se ha tornado en una comparecencia altiva, desafiante y ansiosa de protagonismo. En un enésimo intento de instrumentalizar el terrorismo en propio beneficio, Rajoy ha salido ante los medios a provocarnos náuseas haciéndo política, no a felicitarse por la condena de los autores del 11-M. Y como colofón, deja la puerta abierta a la conspiranoia afirmando que apoyará toda investigación que se suscite sobre éste caso, sin matices, lo que engloba tanto a procesos judiciales como a imbeztigazionez piriodisticas. Éste hombre, o necesita desesperadamente el apoyo mediático de los medios conspiracionistas o son ellos los que le marcan el paso.

Por todo ello, hoy más que nunca, PP: Partido de la Patraña. Que no nos vuelvan a engañar.

12 comentarios:

  1. Curiosa condición la del ser humano que permite lecturas tan opuestas de un mismo texto.

    No comparto en absoluto tu reflexión, es mas, creo que la sentencia no arroja apenas luces sobre lo que ocurrió.

    Ni determina quien organizó la masacre, que es mucho mas importante que condenar a tres mercenarios, ni determina cuando se organizó, ni determina por qué se organizó y tampoco saben con qué se asesinó,eso si, fuera lo que fuese que no lo saben, salió de Mina Conchita ... la cosa tiene narices.

    ¿Rigor?

    Respecto a los mandos policiales, estoy esperando que empiecen los juicios por la manipulación y aportación de pruebas falsas.

    No hay vinculación con Irak, da por buenas pruebas que aparecen y desaparecen, establece que los suicidas de Leganes (sin prueba alguna) son los que colocaron las bombas.

    La sentencia ratifica que no saben nada y que no han tenido interés por saberlo.

    Ayer fue un día triste, un día en el que la justicia se lavó las manos condenando a tres matados por el asesinato de casi 200 personas. Claro que aquellos que vean una salida política estarán contentos.

    Lamentable.

    ResponderEliminar
  2. El juicio al mayor atentado terrorista de España tiene un veredicto, firme y taxativo, por el que, definitivamente, cualquier posible (y mentirosa) duda sobre la autoría del mismo queda despejada.

    Una célula islámica de carácter yihadista fue la autora material de la voladura de los trenes de cercanías madrileños, compuesta por los siete terroristas autoinmolados en Leganés y los considerados culpables en este juicio. A estos se une el minero asturiano, el “preso de conciencia de la derecha española”, Suárez Trashorras (que en su momento llegó a recibir el apoyo moral y material del periódico El Mundo), culpable de haber suministrado la dinamita extraída de Mina Conchita a los terroristas.

    Los autores materiales condenados (sin tener en cuenta a los suicidas de Leganés) son Jamal Zougam y Otman El Gnaoui, condenados ambos a más de 40.000 años de prisión. Las restantes condenadas son por integración en banda armada y organización terrorista.

    Así se cierre un capítulo judicial único en el nuevo contexto global impuesto por la violencia extrema yihadista. España es el único país que ha sufrido un atentado de estas características y cuyo sistema judicial ha podido, con una celeridad y una organización sorprendente, impartir justicia y condenar a los responsables de tal atrocidad.

    Otra cosa es que Pedro J, Losantos y Luis del Pino sigan insultando y riéndose de las víctimas y opten por darle un nuevo aspecto a la conspiración que ya pusieron en marcha hace más de tres años.

    ResponderEliminar
  3. GUIS, me dejas de piedra.

    El tribunal no es el encargado de determinar la "autoría intelectual", no aborda el origen ideológico del atentado porque no es su cometido. Su cometido era determinar la culpabilidad o inocencia de los acusados.

    Se sabe con qué se asesinó, con dinamita del tipo Goma procedente de mina Conchita. La abundancia de prueba complementaria es abrumadora y el juez así lo ha relatado.

    Que tú pongas en duda el rigor de un tribunal y de una instrucción avalada por ese mismo tribunal en base a ... ¿qué? es un mal chiste...

    Certifica TODAS las pruebas que los conspis trataban de dar por falsas, aplastando todos los razonamientos falaces que han venido vomitando durante tres años.

    ¿Juicios por manipulación? Es pa mear y no echar gota... ¿cuantas denuncias por manipulación ha habido hasta ahora? Pues jjusto las que va a haber: CERO. Los que sí tenían prevista una batería de querellas son los del SUP contra todos aquellos que han realizado imputaciones delictivas sobre miembros de las FyCSE sin pruebas. Espero que lo hagan y que a más de un conspi se le caiga hasta el pelo de los huevos.

    La conspi está acabada, pero en unos meses hay elecciones y hay que seguir dando la matraca hasta que los que ellos quieran ganen para después olvidar del asunto, igual que hicieron con el GAL.

    ¿Acusas al tribunal de prevaricar, mi querido conspiranoico?

    ResponderEliminar
  4. ni determina cuando se organizó, ni determina por qué se organizó

    Sentencia (hechos probados), pg 172:

    Los ocho ocupantes del piso junto con los procesados Rabei Osman Al Sayed Ahmed, Hassan el Haski, Youseff Belhajd, Abdelmajid Bouchar, Jamal Zougam, Basel Ghalyoun, Otman el Gnaoui, Gnaout o Kanoui, Mohamed Larbi Ben Sellam, Rachif Aglif, Mohannad Almallah Dabas, Fouad el Morabit Anghar, Mohamed Bouharrat, Saed el Harrak y Hamed Ahmidan, son miembros de células o grupos terroristas de tipo yihadista que, por lo que ahora interesa, mediante el uso de la violencia en todas sus manifestaciones, pretenden derrocar los regímenes democráticos y eliminar la cultura de tradición cristiano-occidental sustituyéndolos por un Estado islámico bajo el imperio de la sharia o ley islámica en su interpretación más radical, extrema y minoritaria.

    GUIS, machote, si los documentos judiciales se publican es para que la gente los lea...

    ResponderEliminar
  5. De forma que con los atentados del 11-M lo que pretendían era "derrocar los regímenes democráticos y eliminar la cultura de tradición cristiano-occidental sustituyéndolos por un Estado islámico bajo el imperio de la sharia o ley islámica en su interpretación más radical, extrema y minoritaria" ... Venga ya. Decir eso y nada es lo mismo. Explicar un atentado con una frase generalista es mofarse de las victimas.

    Me alegro de que hables del GAL, quizá encuentres similitudes. ¿Eres de los que piensas que Barrionuevo y Vera son presos políticos?, ¿gracias a quién se supo "parte" de la verdad?.

    ¿Me llamas conspiranoico?, ¿solo por decir que la sentencia no me parece que aclare nada en absoluto?. Creo que la paranoia está en otro lado, está en los que se felicitan, en los que oyen al juez pensando en Aznar ... no es que sean paranoicos, son enfermos.

    Respecto a Trashorras ... que se pudra en la carcel. Espero que no le traten como a De Juana y acabe sus días entre rejas

    ResponderEliminar
  6. No. Eso es lo que les movió a convertirse en terroristas.

    Yo creo que Vera y Barrionuevo debieron cumplir toda la pena que les marcó la ley, en lugar de que un gobierno del PP les indultara. Y aplaudo que éste gobierno denegara otro indulto a Vera.

    Veo que eres de los que aludes al caso GAL para subrayar la credibilidad de El Mundo. ¿Sabes que no fue éste periódico el que comenzó a destapar ésta trama, sino Interviú? ¿Sabes que posición tiene Interviú respecto a la conspiranoia? ¿Sabes que El Mundo tiene sentencias judiciales que le condenan por publicar información falsa en otros ámbitos? Ya ves, no es infalible. Acertar una vez no conduce a acertar siempre.

    Te llamo conspiranoico por ésto:

    No hay vinculación con Irak, da por buenas pruebas que aparecen y desaparecen, establece que los suicidas de Leganes (sin prueba alguna) son los que colocaron las bombas.

    La sentencia ratifica que no saben nada y que no han tenido interés por saberlo.

    Ayer fue un día triste, un día en el que la justicia se lavó las manos condenando a tres matados por el asesinato de casi 200 personas. Claro que aquellos que vean una salida política estarán contentos.


    ¿Pruebas que aparecen y desaparecen? No sabes lo que dices, te limitas a comprar argumentos ajenos, más falsos que Judas. Las pruebas han sido validadas SIN ASOMO DE DUDA por el tribunal. Ya somos mayorcitos, GUIS, y ésto es muy serio, ¿éstás acusando al tribunal de prevaricación?

    ¿No tienen interés? ¿Otra acusación? Los conspis tenéis la lengua muy larga para acusar veladamente pero los pies muy cortos para acudir al juzgado a presentar la denuncia.

    Sí, a efectos judiciales estás acusando al tribunal de prevaricar, ¿a qué esperas para denunciarlo? Porque ni no pruebas estás incurriendo en un delito de injurias. Mira bien lo que dices, GUIS, que el SUP ya ha anunciado acciones legales contra gran parte del Club de la Conspiranoia.

    ¿Tres matados? Realmente no tienes ni idea, y presumir que tú o un ingeniero de telecomunicaciones metido a pseudoperiodista disponen de unos medios mínimamente comparables a los que ha tenido a su disposición el instructor o el tribunal es de una presuntuosidad que mueve a la risa. Reir por no llorar.

    ResponderEliminar
  7. Restos de trenes lavados con agua y acetona ... un claro ejemplo del rigor judicial socialista.

    Mochilas que no estaban pero que aparecen, coches que están pero no se investigan, informes que existen y se manipulan, toneladas de restos almacenados sin custodiar ...cuando la fiscalía está en manos socialistas parece que todo vale.

    ¿Instrucción rigurosa o una chapuza?, me da igual. Ha salido la sentencia si para el PSOE es buena porque desvincula a ETA, para el PP es mejor porque no tiene nada que ver con Irak. Todos contentos y utilizando los argumentos para ganar votos.

    En cualquier caso, tengo todo el derecho de opinar y pensar que la policía y el ministerio fiscal han sido unos chapuzas y que la instrucción ha sido un desastre. Incluso, y aunque te moleste, soy libre de pensar que parte de la chapuza ha sido intencionada.

    Ya es triste que el SUP le pueda dedicar mas tiempo y recursos a ir contra periodistas que contra terroristas. No me extraña, tenemos un gobierno que solo entiende por libertad de expresión aquella que no le incomoda.

    ResponderEliminar
  8. Venga Guis, di la verdad:
    Eres un bromista, pillin.

    Pero hombre, un poco de imaginacion. Que asi no hay manera de que nadie entre al trapo...
    Va, ummmmpffff... un esfuercito y hablamos sobre agua y acetona, pelanas congelados en acido borico y los siete mil policias, jueces, abogados, guardiacivil, etc, etc, implicados en el asunto.

    ResponderEliminar
  9. "Restos de trenes lavados con agua y acetona ... un claro ejemplo del rigor judicial socialista".

    Pues conmigo no cuentes para criticar al presidente Aznar y el ministro Acebes, los que dieron la orden politica de que ya habian terminado con los trenes y que Renfe hiciera lo que quisiera.
    Hay que ver, la mania que le tienen algunos =Guis, por ejemplo= al presidente Aznar, cuyo gobierno llevo toda la investigacicion que ha metido en la trena a los asesinos.

    no tengo tildes, lo siento.

    ResponderEliminar
  10. Guis, cuando lo que uno lee carece de todo sentido, la verdad, qué pocas ganas quedan de continuar el diálogo.

    Sólo te diré que el agua y acetona están relacionados con las muestras de restos de explosivo de los trenes, no con los trenes en sí.

    Es para que te percates del grado de surrealismo de tu última intervención. Un poco de pudor, por favor.

    ResponderEliminar
  11. ¿Agua y acetona? !Slurp! Cuéntanos, Guis...

    ResponderEliminar
  12. guis dijo:

    "Ayer fue un día triste"

    Totalmente de acuerdo. El día 31 de octubre fue un día muy triste para los peones negros. La sentencia de tres magistrados de la Audiencia Nacional destrozó uno por uno todas las falacias que llamais "Los Agujeros del 11M".

    Ahora ya sólo os queda incluir a todo el poder judicial (si es que no lo habiais hecho ya) dentro de la conspiración.

    Además, es divertido ver cómo un peón negro como tú dice no ser conspiranoico para luego abrazar sin tapujos los febriles argumentos de Del Pino, mezclando absurda y demagógicamente conceptos.

    Sí, fue un día muy triste para Luis Del Pino y sus peones negros, pero fue un buen día para los que creemos en el Estado de Derecho.

    ResponderEliminar