martes, 30 de octubre de 2007

Otra leyenda urbana sobre el 11-M que se va al garete

Los entes conspiranoicos con los que he mantenido debate en diversos foros y bitácoras siempre han esgrimido un argumentario común, basado en una sucesión de especulaciones a cual más disparatada y en una repetición de consignas pertinaz hasta el cansancio. A ésta segunda categoría pertenece la leyenda urbana que viene a continuación: la web de la Cadena SER borró de su fonoteca correspondiente a aquellos fatídicos tres días de marzo los audios relativos al hallazgo de un terrorista suicida “vestido con varias capas de ropa interior” y “con el cuerpo afeitado” al modo y manera de los kamikazes yihadistas. Con ello, según diversos relatos conspiranoicos se pretendía ocultar la prueba de aquello que calificaron como “campaña de intoxicación” destinada a “producir un vuelco electoral”.

El “suicida de la SER” ha sido uno de los principales caballos de batalla de quienes llevan tres años y medio tratando de restar legitimidad al triunfo socialista del 14 de marzo de 2004, producto de, entre otras majaderías, un supuesto montaje mediático. Al hilo de ésto yo me preguntaría ¿la mayoría de votantes se rindieron a lo que contaba la SER e ignoraron lo que la COPE, Onda Cero, RNE y TVE relataban, justo en la dirección contraria? ¿Quién llevaba al final más razón de todos esos medios?

Volviendo al tema, desde diversos púlpitos conspiranoicos se denunció que esa fonoteca estaba capada (se llega a asegurar que “para siempre”) con el deliberado propósito de ocultar la información de lo relativo al terrorista suicida. Dicha información poco tardó en demostrarse equivocada, y pese a que siempre se dijo en antena que el Ministerio del Interior no la confirmaba a la SER se le achaca toda la alevosía e intencionalidad del mundo, tanto por su difusión como a su presunta ocultación.

El dicho está muy trillado, pero es una verdad como un templo: antes se coge al mentiroso que al cojo. Y mira que a los conspis se les ha cogido veces, lamentablemente para quien vive aferrado al dogma y al prejuicio y con las orejeras firmemente soldadas a sus sienes no hay demostración que valga por contundente que ésta sea. Presos de una disciplina cuasi militar se obligan a mirar en una sola dirección aunque ésta se dirija derecha hacia el mismísimo infierno.

Aquí está el fragmento de fonoteca que nos ocupa, ubicado en la web de... ¡¡la Cadena SER!! y que, a día de hoy, uno puede consultar libremente. Se trata del segundo audio, el que va desde la 1:00 hasta las 2:00, y los datos que los conspis daban por espúreamente jubilados se pueden escuchar a partir del minuto 9 aproximadamente.

En efecto, ésta emisora dio por buena una información que se demostró inexistente, convirtió en datos concluyentes lo que sólo eran conjeturas que, también es de ley aclararlo, sí que existieron. ¿La SER mintió (es decir, difundió datos falsos a sabiendas de que lo eran) o sólo se intentó apuntar el tanto de ser los primeros en dar cuenta del terrorista suicida, siendo conscientes de la sospecha que pesaba sobre la gestión que el entonces Gobierno al gestionar la crisis?

Si la SER mintió con alevosía, entonces quienes afirman que tunearon su fonoteca, en aplicación de su misma lógica, también lo hacen, se convierten en la misma basura que dicen condenar. Los conspiranoicos mienten pero, a diferencia de la cadena de PRISA, éstos no se disculpan, no reconocen errores, y en caso de hacerlo reformulan sus postulados para que ese error no agriete ni uno solo de los axiomas que dan vida a la conspiranoia, y a eso se le llama deshonestidad intelectual. No les importa vivir inmersos en una mentira descomunal, lo único que para ellos cuenta es acabar con el adversario (enemigo) político e ideológico.

PD: Gracias a Elkoko por evitarme la escucha de toda la fonoteca facilitándome el enlace de audio y el minuto en el que se produce la polémica narración. Su labor de refutación de vilezas conspiracionistas no tiene precio.

PD2: Enlazo un muy interesante documento. Se trata de la nota aclaratoria que la Cadena SER hizo pública tras la comparecencia de Aznar en la comisión de investigación de 11-M y que deja al ex presidente a una altura a la que sólo personajes como él es capaz de llegar.

PD3: Enlazo también un post de Escolar.net en el que se pone de manifiesto la catadura moral de a Ángel Acebes, que de tan abonado como está a la mentira más descarada ya queda desprovisto de toda condición de ser pensante. No volver a ver a ésta ruina semihumana con responsabilidades de gobierno me parece motivo suficiente para votar a Zapatero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario