jueves, 13 de marzo de 2008

Una reflexión sobre los nacionalismos y sus espoleadores

Quiero hacer una rápida reflexión sobre el voto que ha aunado la candidatura de Zapatero y que desde el PP señalan, en tono despectivo, como “nacionalista y radical”. Pero primero vamos con algunos datos sobre los dos partidos que más han hecho hincapié en sus reivindicaciones sobre el soberanismo, y que son comprobables en distintos enlaces presentes en la anterior entrada.

En las elecciones catalanas de 2003, con el PP en el poder y con mayoría absoluta, la ERC de Carod Rovira pasó de 12 escaños a contar con 23. En las últimas de 2006 descendió a 21.

En las generales de 2004, se situó con 8 diputados en las Cortes Generales cuando sólo disponía de uno. El pasado día 9 su representación en el parlamento nacional quedó reducida a 3 escaños.

La coalición nacionalista vasca PNV-EA obtuvo en las elecciones autonómicas de 2001 (con el PP gobernando en mayoría absoluta) 33 diputados. En las de 2005 descendió a 29.

En los comicios generales de 2004 el PNV se hizo con 7 escaños que hace cuatro días se han visto reducidos a 6 perdiendo su condición de fuerza más votada en las tres provincias vascas, posición que ahora ocupa el PSE.

¿A dónde quiero llegar? Pues muy sencillo, a poner de relieve la falacia tan vilmente esgrimida por el Partido de la Patraña de que el gobierno del PSOE ha fomentado los nacionalismos y “les ha dado alas”. Muy al contrario, éstos han disfrutado de ascensos en su apoyo electoral más que significativos con Aznar habitando en Moncloa, que han mutado en retrocesos durante el gobierno de Zapatero. Si tomamos como buena la teoría popular de que la candidatura socialista ha aglutinado parte del voto nacionalista, tenemos como resultado que ese electorado se ha disgregado para apoyar a un partido nacional mientras que ese mismo voto cerró filas y subió como la espuma durante el aznarismo. ¿Quién, pues, es el que “da alas” al nacionalismo a la vista de los hechos? ¿Quién es el que integra y quién es el que separa en éste país?


PD: felices días a todos. Nos vemos a la vuelta de semana santa.

2 comentarios:

  1. Mira, este si que me parece un post más currado y sobre este tema puedo hablar, es lo que tiene ser catalán ;).

    Yo, los nacionalismos siempre los he visto como una opción política que necesita tener enemigos para poder existir y mientras gobernaba el PP, el discurso ultraespañolista de Aznar y cia fomentaba más que nunca un sentimiento de rechazo, un sentimiento que hacía que los catalanes que podían votar (yo entonces no podía) no quisiesen ser parte de un discurso tan violento y que en parte, era ofensivo (es lo que tiene cuando un idiota dice que habla catalán en la intimidad...).

    Ahora que el discruso estatal ha cambiado y que las comunidades con más hambre independentista han sido más beneficiadas que nunca, se han quedado sin discruso, sin enemigo. He aquí la principal causa que tanto en Cataluña como en País Vasco (creo yo), el ciudadano de a pie ya no siente ese rechazo, ya no tenga ganas de dejar de formar parte.

    Por lo demás, es una tendencia histórica, mientras el PP ha gobernado, los nacionalismos han crecido en votos y mientras ha gobernado el PSOE la tendencia se ha invertido...

    Que cada cuál saque sus conclusiones, en mi caso, son muy similares a las tuyas.

    Salud!

    ResponderEliminar
  2. MANIFIESTO POR LA REFORMA DE LA ACTUAL LEY ELECTORAL

    http://reformaleyelectoral.blogspot.com/

    Un cada vez más extenso grupo de ciudadanos considera una urgente necesidad democrática reformar la actual Ley Electoral.

    No es de justicia que a Izquierda Unida le cueste cada escaño 481.520 votos y a UPyD 303.535 votos mientras que al PNV le cuesta solamente 50.541, a Nafarroa Bai 62.073, al PSOE 65.470 y al PP 66.470 votos. No es equitativo que IU, tercera fuerza política en número de votos obtenga 2 escaños con 900.000 votos y UPyD, quinta fuerza política con 300.000 alcance únicamente 1 asiento en el Parlamento mientras el PNV con 300.000 votos consigue 6 diputados.

    Este sistema adultera la voluntad de los ciudadanos emitida en las urnas, escamotea la representatividad y proporcionalidad de un sistema multipartidista como el español y burla el deseo de gran parte de los votantes que observan como su voto no vale nada en virtud de una Ley Electoral caduca.

    Por tanto:

    Exigimos a las dos grandes formaciones políticas españolas una profunda reflexión sobre el tema desvinculada de sus intereses partidistas, coyunturales y electorales.

    Reclamamos que escuchen las voces que se alzan en la sociedad representando a una mayoría deseosa de un cambio que permita que el voto de todos los ciudadanos tenga el mismo valor.

    Demandamos una reforma de la actual Ley Electoral, por injusta y alejada del principio "Un ciudadano, un voto".

    http://reformaleyelectoral.blogspot.com/

    POR UNA REFORMA DE LA LEY ELECTORAL.

    UN CIUDADANO, UN VOTO.


    Enlázanos desde tu blog/web a través de nuestro banner.

    Envíanos la URL de tu blog/web para añadirte a la lista de enlces que apoyan la reforma de la ley electoral a través de un post o de nuestro correo electrónico.

    ResponderEliminar