viernes, 4 de julio de 2008

El marianismo pasa factura entre las filas conspiranoicas

Noticia del pasado 24 de junio.

La AVT exige a Arenas que rectifique por decir que el 11-M no preocupa a los españoles


"¿Qué es lo que ha cambiado en un par de meses para pasar de querer investigar a decir que no importa a los españoles?", se preguntan desde la asociación.

Hombre, desde SU punto de vista la pregunta está más que justificada. Si antes el 11-M preocupaba tanto entre las filas populares como para impulsar una batería de 200 y pico preguntas en el Congreso y ahora dicen que ya no interesa, desde SU punto de vista, repito, sólo caben dos explicaciones: o su interés pretérito era falso y existía por puro cálculo electoral o ahora ocupa un lugar marginal aplastado bajo el peso del pragmatismo, también electoral. La pregunta es ¿serán consecuentes con éste razonamiento o seguirán haciendo el paripé de la manita del partido marianista?

Me parece bastante evidente que el PP usó el 11-M para intentar desgastar al Gobierno esperando que alguna de las himbeztigazionez de El Mundo o Libertad Digital rememorara los tiempos en que se destaparon el GAL y los casos de corrupción felipista. Pero que nunca se hayan basado en hechos objetivos y si mucho en hipótesis falaces y más o menos disparatadas ha terminado por sepultar la credibilidad de éstos medios en relación a éste tema. Visto que nada ha corroborado las tesis conspiracionistas, que la justicia ha dado a éstas un varapalo descomunal y que, y no es un dato menor, el PP perdió las elecciones, a la tropa de Rajoy Brey sólo le quedaba hacer lo que ha hecho si no querían seguir dando palos de ciego y, de paso, ofrecer munición al rival en bandeja de plata. Ello no habla bien de la honradez intelectual del sujeto, pero para quien haya seguido sus devaneos durante los últimos cuatro años no supone sorpresa alguna.

INCISO: Dado que el movimiento conspiracionista del 11-M, uno de los temas más tratados en ésta bitácora, ya parece acotado a un reducto de patéticos frikis con exceso de tiempo libre, creo oportuno rendir un pequeño tributo a Desiertos Lejanos y a su principal cabeza visible, Luis Fernando Areán. Siempre le agradeceré que acudiera a la llamada de un desconocido que, vía email, le pidió que se enfrentara a uno de los peones más contumaces que se recuerdan y que contaminaba con soflamas peoniles el foro que entonces un servidor frecuentaba. Hay falacias difíciles de detectar si uno no está habituado a tratar con ellas, y leyendo a Areán me doté de recursos para el debate que no hubiera descubierto sin él. En cierta medida, cambió mi forma de percibir la realidad de las cosas y para mí es todo un referente intelectual.

Gracias a Desiertos Lejanos por defender el pensamiento crítico.

1 comentario:

  1. Sí, la verdad que Areán nos ha enseñado a muchos el arte de argumentar y desnudar falacias.

    Un saludo.

    ResponderEliminar