sábado, 6 de septiembre de 2008

En España ya no hay franquistas...

No, ya no los hay, por eso saltan cual liebre tiroteada ante la decisión del juez Baltasar Garzón de elaborar una lista con los desaparecidos de la guerra civil y la dictadura.

El problema es que en éste país no hay franquistas, no. Nadie es franquista pero no veas cómo saltan muchos en cuanto alguien implementa medidas que señalan como dictadura lo que en puridad e históricamente fue una dictadura.

En mi opinión, su problema es que el fondo sienten al franquismo como algo cercano, tan próximo a su base ideológica y a su esquema de valores que cualquier acción en su contra les despierta el impulso innato de defenderlo, aunque en algunos momentos "se pudiera haber excedido". Es un fenómeno parecido a muchos simpatizantes batasunos, que dicen rechazar la violencia pero al mismo tiempo justifican las acciones de ETA en las acciones del "otro bando".

O, como he visto apuntado en un foro, es simplemente mala conciencia, el complejo de culpa de cierta derecha al sentirse realmente como herederos de Franco. De ahí que justifiquen la dictadura en una especie de ejercicio de exorcismo de su propio pasado, pero no funciona porque el demonio sigue donde estaba, porque fue un demonio real.

3 comentarios:

  1. Es triste el reduccionismo intelectual de algunos. En el blog de Elena Valenciano leí que un familiar de desaparecido le había dicho que no pretendía remover el pasado, sino tan sólo la tierra para poder encontrar a su familiar... Pues eso.

    ResponderEliminar
  2. Ese es el quid. No es cuestión de juzgar a determinada gente. La Amnistía del 77 lo impide. La cuestión es que hay gente que quiere saber dónde están enterrados sus familiares represaliados.

    No entiendo como alguien puede oponerse a eso.

    ResponderEliminar
  3. Es que es tan absurdo que alguien se oponga a una cosa así, que cuando le haces directamente la pregunta a un fachoso, se sale por la tangente: que si también hay muchos muertos del bando nacional desaparecidos (mentira), que si las barrabasadas que hicieron los republicanos (las mismas), que si al fin y al cabo son ateos, qué más da dónde les entierren (falso y cínico), que si Paracuellos, que si los monasterios quemados, que si las monjitas violadas, que si las checas, que si patatín, que si patatán. Pero una respuesta seria, meditada y fundamentada no vas a encontrar.

    ResponderEliminar