viernes, 12 de diciembre de 2008

Educación y ética periodística

Atención, pregunta: ¿cómo un mismo dato puede dar lugar a dos titulares de prensa tan opuestos como los que ofrecían ayer los diarios gratuitos 20 Minutos y ADN? Observémoslo.

ADN:


20 Minutos se alinea abiertamente a favor de la enseñanza pública, subrayando que el mayor número de alumnos aprobados en la prueba de nivel de sexto grado pertenecen a ella. Por contra, ADN parece tenerle más simpatía a los centros privados y concertados ya que su nota media, superior a la de los públicos, es lo que destaca como más relevante. Éste diario, perteneciente al grupo Planeta, habla de un mayor porcentaje de centros públicos suspensos, omitiendo la pertenencia a éste modelo de enseñanza de la mayoría de aprobados. Algo que sí destaca el periódico dirigido por Arsenio Escolar, pero al mismo tiempo olvida ofrecer el total de alumnos de la concertada y privada que se sometieron al examen para poder valorar si su porcentaje de aprobados supera a la pública.

A ésto hay que añadirle que 20 Minutos afirma que el nº total de centros evaluados fue de 1208 mientras que ADN suma 1108 entre públicos y concertados (725+383), olvidando mencionar a los privados.

Era tan sencillo como publicar el nº de aprobados y de suspensos en relación al nº de alumnos presentados a la prueba por cada uno de los dos modelos (público y privado-concertado) para luego sacar los porcentajes y comparar. Pero ninguno de éstos dos medios tenía ganas de hacer verdadero periodismo, han preferido arrimar el ascua a su sardina. Menos más que al menos no cuestan un céntimo.

Ya que éstos dos diarios no se molestan en aclarar gran cosa, aquí os dejo más información, a ver si entre unos y otros nos podemos hacer una idea de lo que deparó el resultado de la prueba de nivel sin que tengamos que ponernos a hacer números por nuestra cuenta.

2 comentarios:

  1. Independientemente del resultado de los estudios, yo creo que se están aquí comparando magnitudes que no son comparables por el distinto tratamiento que unos colegios y otros dan a la matriculación de alumnos con necesidades educativas especiales.

    Los colegios privados compiten en un negocio en el que necesitan atraer a cuantos más padres mejor, y para ello muchas veces recurren a la táctica de rechazar el ingreso de alumnos que puedan dar una mala imagen al resto de los padres, mala por distintos motivos. Uno de ellos es el que señalé antes, niños con algún tipo de discapacidad o retraso que baje la nota media del centro. (los colegios no pueden rechazar a un alumno directamente, claro, pero es muy facil convencer a unos padres de que el colegio propio no es el adecuado para su hujo)

    Estos niños serán, pues, más frecuentemente matriculados en colegios públicos, lo que distorsiona las comparativas.

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto. Es algo en lo que no he querido entrar por no extenderme demasiado y por falta de tiempo, pero que los fundamentos de la pública y la privada son muy distintos es algo que no escapa a casi nadie don dos dedos de frente. Y los resultados obtenidos por fuerza han de ser distintos.

    ResponderEliminar