sábado, 14 de marzo de 2009

La construcción y el universo gitano

Nadie parece estar teniéndolo en cuenta pero, dejando aparte a los jubilados, el colectivo gitano puede ser uno de los más golpeados por la crisis inmobiliaria. Sabido es por todo aquel que tenga una obra cerca de su casa lo corriente de encontrar la, llamémosla así, marca territorial del vigilante gitano de turno. Lo siento mucho, pero lo que podría dar lugar a un sesudo y profundo análisis desde una óptica sociológica se va a quedar como un post de relleno en un momento de escaso tiempo libre para acometer otros temas de mayor calado. Así que procedo a exponer las imágenes más impactantes sobre el particular que ha encontrado por la red, así como alguna tomada por mi propia mano.

Para empezar tenemos a los concisos, para quienes no hacen falta entrar en detalles:



Los hay para quienes la palabra "vigilante" parece tener más enjundia, más clase:



Luego están los que piensan que no deben ahorrar palabas para dejar clara cual es la situación. Quizá para ahuyentar a posibles competidores:



Lo que desconocía es que los vigilantes de ésta étnia tuvieran zonificada su área de actuación:



La competencia en el sector debe ser terrible. Sólo así se explica la beligerancia de algunos:



Y si no se tiene a mano un arma de fuego, se puede disponer de otra clase de "munición":



Y para terminar, volvemos al concepto de síntesis con el que empezamos, aunque ésta no debería llevar aparejada necesariamente una patada al diccionario:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada