domingo, 10 de abril de 2011

El Rock comercial y desenfadado de My Chemical Romance

My Chemical Romance es una banda norteamericana de Rock encuadrada dentro del movimiento Emo y su música venía siendo un exponente más o menos claro de Punk-Rock. Pero algo cambió en su penúltimo disco, The black parade. Allí encontrábamos un tema, Famous last word, del que hablé aquí hace un tiempo, que parecía mostrarles la senda, hasta ese momento intransitada por el grupo, del Rock de masas. Alguien más se lo ha debido sugerir porque su nuevo trabajo, Danger days: The true lives of the fabulous killjoys, sigue casi en su totalidad la pauta marcada por aquella canción.

Los chicos malos de My Chemical Romance ya no lo parecen tanto, al menos no desde una óptica musical. Habrá quien les retire gran parte de su crédito musical con el cambio, pero a quienes no les hacía mucha gracia el Punk-Rock, como a quien suscribe, el giro es una muy buena noticia. Una banda rockera puede pasarse a un estilo más comercial y diluir su prestigio y sus buen hacer en el intento, pero hay que admitir que Danger days... salva la cuestión de manera digna, incluso brillante. Las melodías son muy simples y están hechas para seducir, los estribillos son de los que rápidamente se graban en la memoria y el octanaje guitarrero está muy medido para no asustar a la potencial nueva audiencia, pese a que aún hay momentos cañeros. Navegan entre los Green Day más melódicos y el Teen-Rock de Weezer deudor de los Cars, de los cuales parecen haber heredado el gusto por la New Wave ochentera.

Danger days... está plagado de canciones de esas que se suelen extraer como disco sencillo, muy coreables por las radiofórmulas pero no exentas del talento necesario para componerlas. Es muy meritorio hacer un disco tan sostenido y con tan pocos altibajosBulletproof HeartThe Only Hope For Me Is YouSave Yourself, I'll Hold Them Back Summertime son piezas que no cuesta retener y tararear, tal es la simpleza de sus esquemas. Pero cuesta no admitir que dan en el clavo y enganchan. El disco se escucha de un tirón, aunque es cierto que una exposición prolongada puede generar cansancio. Ahí está el oyente para saber dosificarse.



Rock comercial y desenfadado que se disfruta sin mayores complicaciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario