lunes, 5 de noviembre de 2007

La derecha rabiosa sufre la embestida del Estado de Derecho

Desde que el Partido Socialista llegó al poder el pasado 14 de marzo de 2004 venimos asistiendo a una creciente campaña de descrédito, protagonizada por el sectór más talibán de la derecha política y mediática, caracterizada por una violencia verbal inusitada y rayana en lo delictivo. El objeto de su ira iba siendo el Gobierno con especial ensañamiento en el inquilino de Moncloa, quizá el Presidente más difamado de nuestra democracia, sin embargo, con motivo del proceso judicial del 11-M, los tentáculos de la insidia se extendieron hasta afectar de lleno a miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de la judicatura.

Daba la impresión de que la justicia no existía para los calumniadores, pero algunos de quienes se ven en el punto de mira de éstos apóstoles de la infamia, y otros que se sienten agredidos por sus violentas filípicas, han decidido dar un puñetazo en la mesa y utilizar los resortes que el Estado de Derecho proporciona para responder en los tribunales ante tanta canallada y tanta miseria moral.

Deducen testimonio por desobediencia a Díaz de Mera al no colaborar con la Justicia

El motivo de este castigo fue la negativa del máximo responsable policial en el momento de los atentados [actual eurodiputado del PP] a dar el nombre del agente que le habló de la existencia de un informe que el ex comisario general de Información Telesforo Rubio habría hecho desaparecer por los vínculos entre ETA y el 11-M que, según le había dicho su fuente, dicho texto contenía.


Alcaraz tendrá que comparecer ante la Audiencia Nacional por supuestas injurias contra el Gobierno

La querella fue interpuesta por la Asociación De Abogados Demócratas por Europa (ADADE) por unas declaraciones en las que Alcaraz profería hasta ocho alusiones al Ejecutivo socialista y dos contra al propio Zapatero en relación al proceso de diálogo con ETA. [Ya se habló de éste caso en éste mismo blog]


El SUP [Sindicato Unificado de Policía] irá a los tribunales en defensa del trabajo policial

La central no esconde los nombres de las presas que quiere lidiar. Sánchez Fornet, en conversación con Público, desveló que el sindicato enfilará a Ignacio Astarloa —secretario de Estado de Seguridad en 2004 y actual secretario de Justicia del PP—, Jaime Ignacio del Burgo, diputado conservador; Federico Jiménez Losantos, locutor estrella de la Cope; Luis del Pino, periodista y promotor del movimiento Peones Negros, y Fernando Múgica, principal agujerólogo del diario El Mundo.


SPP anuncia acciones judiciales contra periodistas por "ofender gravemente" el honor del ex jefe de los TEDAX

El Sindicato Profesional de Policía (SPP) ha hecho público hoy un comunicado en el que anuncia acciones judiciales contra determinadas personas, que no precisa, pero de las que dice han utilizado los medios de comunicación para "ofender gravemente" el honor del comisario Juan Jesús Sánchez Manzano, jefe de los Técnicos Especialistas en Desactivación de Explosivos (TEDAX) de la Policía cuando se cometieron los atentados del 11 de marzo de 2004.


Un militante de IU denuncia a Pío Moa por injurias y humillación a las víctimas del terrorismo

En concreto, le acusa de dos presuntos delitos. El primero, de injurias, perseguido por el artículo 208 del Código Penal, se remite a una afirmación polémica, que el propio escritor también reprodujo en la presentación de su nuevo libro, Años de hierro. España en la posguerra: “Aquellos que hoy defienden la Ley de la Memoria Histórica se identifican con los criminales, los de las checas”. Martínez Abarca, militante de IU y autor del blog Tercera República, entiende que Moa “menoscaba la dignidad” de todos los que han mostrado su apoyo a la ley.

La segunda acusación que el escritor recibe se debe a la “humillación a las víctimas del terrorismo o sus familiares”, delito en el que Moa habría incurrido al hablar de las “garantías legales” de los juicios franquistas y de la mención a Lluís Companys y las Trece Rosas.

No tardarán en venderlo como una persecución a los medios y profesionales independientes como cínicamente les gusta autodenominarse, pero ello no retrata más que el carácter predemocrático de ésta patulea de comatosos morales. Acudir a los mecanismos que la democracia pone a disposición del ciudadano para defenderse de las acusaciones sin pruebas (en ocasiones simples insinuaciones ya que el valor para dar la cara y enfrentarse a las consecuencias brilla por su ausencia) que otros lanzan al aire desde sus púlpitos mediáticos o políticos no es síntoma de otra cosa que de normal funcionamiento democrático.

Por tanto, entiendo perfectamente éstas acciones les resulten indigestas a quien da pertinaces muestras de aborrecer la vida en un Estado de Derecho. Supongo que el carácter garantista de nuestro Código Penal y la amplitud con que se maneja en España el concepto “libertad de expresión” dejará en papel mojado muchas de estas denuncias, pero comprobar cómo empiezan a caer complejos y cómo se empieza a perder el miedo a la poderosa maquinaria mediática que respalda a los difamadores es ya un cambio que hay que valorar positivamente.

6 comentarios:

  1. Y lo que queda por pasar, al menos que esto cambie.

    ResponderEliminar
  2. A qué te refieres Jonathan? A qué cambie la derecha rancia a la hora de hacer política y volverse coherentes o a qué cambie de gobierno?

    Porqué si sólo va a cambiar la cosa cuando cambie de gobierno, entonces se demostrará que todo lo que dice el PP de preocuparse por lo que realmente importa a los ciudadanos es mentira: dudo que los conflictos por la bandera o por Melilla y Cetua preocupe tanto como las hipotecas, la seguridad ciudadana, las ayudas sociales, etc.

    Y a todo esto, no es que me guste el PSOE de Zapatero, es que me gusta aún menos el PP de los talibanes, uis, de los liberales...

    Salud!

    ResponderEliminar
  3. De momento el supremo ha archivado el procedimiento abierto a Diaz de Mera.

    Respecto al SUP, fue el propio Gómez Bermudez el que puso en evidencia los casos de falsificación de pruebas. Ya se tomarán medidas contra la policía corrupta, quizá haya que esperar a que haya otro gobierno, pero acabarán pagando su mezquindad.

    A Sánchez Manzano habría que decirle que dedicase a su trabajo al menos el 10% del interés que pone en lavar su imagen. Precisamente este tipo de lavar sabe mucho.

    ResponderEliminar
  4. El precedimiento contra Díaz de Mera se ha archivado porque el Supremo estima que finalmente dio ese dato cuya omisión le hacía incurrir en desacato, no porque no incurriera en él es ese momento. Es algo que conviene subrayar.

    Eso que dices en el segundo párrafo no te lo crees ni tú ni aquel a quien le lo has escuchado/leído. ¿Acaso se ha abierto algún procedimiento contra alguien por ello? No es más que propaganda, falsa como no podía ser menos.

    Se SM te diré que el propio SUP llevaba pidiendo su cese desde que gobernaba Aznar, época en la que fue designado jefe de los Tedax, por su escasa profesionalidad, por lo que en su caso lo más factible es aplicar el principio lógico de Hanlon: nunca atribuyas a la malicia lo que pueda explicarse por la simple estupidez.

    ¿Te apuntas a la teoría del pincelito? ¿Te tengo que recordar que TODOS los peritos, los policiales y los "de parte" declararon en el juicio que descartaban por completo la contaminación intencionada de los restos de explosivo? ¿Metes a Gabriel Moris en el saco de la conspiración?

    ResponderEliminar
  5. ¿Qué peritos?, ¿los que falsificaban documentos o los que intentaron encarcelar por no entrar en el juego sucio?

    Depende de la elección podré creerme sus conclusiones.

    ResponderEliminar
  6. Guis, sinceramente, oyes campanas pero no sabes dónde.

    Aclarate porque otro episodio como el de los "trenes lavados con agua y acetona" no se si podré aguantarlo...

    A ver si adivino: peritos falsificadores te refieres al caso bórico, ¿no? Pues resulta que el jefe de peritos Ramírez está encausado no por falsificar EL CONTENIDO de un informe, sino por ATRIBUIRSE SU AUTORÍA. Y sus superiores por encubrirle presuntamente.

    No es lo mismo, ¿a que no?

    Y si te refieres a los tres peritos que saltaron a la palestra, resulta que Escribano y Cidad, los que más relevancia han tenido, son los responsables (al menos el primero)de uno de los análisis de los focos de los explosivos que al principio no daba DNT. ¿Un peón/agente doble? Tachán, tachán...

    Garzón les imputó un delito de falsedad (o algo así, ahora no recuerdo) por inventarse unos datos acientíficos y que no respondían más que al deseo de meter a ETA en un informe sobre el 11-M. Luego se archivó la causa (también hablo de memoria, es muy tarde) y san seacabó. El normal funcionamiento de los procesos judiciales. ¿Qué hay que objetar?

    Las obsevaciones sobre ETA eran de todo punto improcedentes y se ubicaban fuera del ámbito de trabajo de los peritos, por lo que excluirlas era lo pertinente. De hecho a sus superiores no se les juzga por eso.

    No creo que lo que yo diga te vaya a influir mucho, tu ya tienes tu fe y tus prejuicios.

    ResponderEliminar