jueves, 13 de noviembre de 2008

La religión institucional provoca náuseas

Ésta es la nauseabunda composición (pinchar para ampliar) que el semanario católico Alfa y Omega, editado por el arzobispado de Madrid -que dirige Rouco Varela- tuvo a bien publicar a comienzos del pasado mes de octubre. En su obsesiva y enfermiza cruzada contra el laicismo se atreven a vincular el nazismo y sus crímenes con el ateismo, señalando la ausencia de fe en Dios como causante de barbaries de ese calibre.

Pero tal y como nos recuerdan desde Europa Laica, Hitler no pasaba por ser ningún ateo radical:

"Así creo ahora actuar conforme a la voluntad del supremo creador: al defenderme del judío lucho por la obra del Señor". [Mein Kampf]
En El espejismo de Dios, el biologo Richard Dawkins también recopila varias citas que dejan en entredicho el presunto ateismo del Führer:

"Conozco al señor Hitler muy personalmente y estoy bastante cercano a él. Tiene un carácter inusualmente honorable, lleno de profunda amabilidad; es religioso, un buen católico." [Rudolph Hess en una carta al primer ministro bávaro]
"Estamos convencidos de que las personas necesitan y requieren de ésta fe. Por lo tanto, hemos asumido la lucha contra el movimiento ateo, y no solo con unas pocas declaraciones teóricas: vamos a erradicarlo." [Discurso en Berlín, 1933]

"Lo primero que hay que hacer es rescatar [a Alemania] de esos judíos que están arruinando nuestro país... Queremos prevenir a Alemania de sufrir, como Otro hizo, la muerte en la cruz." [Discurso en Munich, 1923]

"Mis sentimientos como cristiano me inclinan a ser un luchador por mi Señor y Salvador. Me llevan a aquel hombre que, alguna vez en soledad, rodeado por unos pocos seguidores, reconoció a los judíos como lo que eran, y emplazó a los hombres a luchar contra ellos y quien, ¡verdad divina!, fue el más grande, no como sufridor, sino como luchador."(...) [Discurso, 1922]

Es cierto, y Dawkins lo consigna en su libro, que también se le conocen declaraciones marcadamente anticristianas, pero los ejemplos arriba reseñados constituyen, cuando menos, prueba del razonamiento falaz y maniqueo de la curia eclesiástica, ávida de ver asociados al laicismo los valores más abyectos mientras omite todo aquello que desmonte el perverso dogmatismo de su mensaje. Es posible que Hitler fuera ateo, pero fueron sus ansias de poder, su exacerbado nacionalismo expansionista y su fe en la superioridad racial lo que le llevaron a convertirse en el criminal que finalmente fue, no su ateísmo. En caso de ser cristiano, ello no le supuso mayor impedimento para ser una bestia carnicera, y aunque no lo fuera, está claro que se sirvió del ideario religioso para lograr el apoyo masivo a sus fines. Si empleó esa táctica es porque conocía el perfil general de los receptores de sus soflamas y la forma de espolearles y llegar a ellos. ¿En qué lugar, pues, queda la religión en relación al nazismo?

Es muy duro tener que aguantar éstas cosas de los representantes de una institución que sumió a Europa en le época más oscura de su historia. En la Edad Media, la religión campaba a sus anchas por el viejo continente y el oscurantismo científico e intelectual fueron una constante. Tomo prestada una cita del historiador Edward Gibbon incluida en el libro de Carl Sagan El mundo y sus demonios:

En el transcurso de diez siglos no se hizo ni un sólo descubrimiento que exaltara la dignidad o promoviese la felicidad de la humanidad. No se había añadido ni una sola idea a los sistemas especulativos de la antiguedad y toda una serie de pacientes discípulos se convirtieron en su momento en los maestros dogmáticos de la siguiente generación servil.
Ésta misma institución fue la que confraternizó con la dictadura franquista, mantuvo bajo palio al tirano y participó activamente en la homogeinización ideológica de los españoles mediante el nacionalcatolocismo obligatorio en las escuelas. La misma institución que lleva millones de muertos sobre sus espaldas a lo largo y ancho de la historia es la que nos dice que la única salida para evitar el colapso moral es... entregarse a ellos. ¡Otra vez! ¿Es que el hambre de poder de éstos representantes del mal en el mundo es insaciable?

Si hay algo que la religión institucional aborrece es la libertad y el pensamiento crítico derivado de ella, de ahí que sus discursos vayan siempre orientados a augurar el apocalipsis, como buena secta liberticida, apelando a los miedos más primarios para conseguir cesiones en ese terreno a cambio de su "protección" espiritual. Citando ésta vez las propias palabras de Carl Sagan:
El escepticismo desafía a instituciones establecidas. Si enseñamos a todo el mundo, digamos a los estudiantes de instituto, el hábito de ser escépticos, quizá no limiten su escepticismo a los anuncios de aspirinas y a los canalizadores de 35.000 años. Puede que empiecen a hacerse inoportunas preguntas sobre las instituciones económicas, o sociales, o políticas o religiosas. ¿Luego dónde estaremos?
Libertad y cultura es la mejor receta para combatir el oscurantismo, la culpa y la represión que representan la religión institucional, más cerca de Satán que de las doctrinas de Jesucristo.

Termino con una última cita, ésta vez del científico francés Henri Poincarè:
"También sabemos lo cruel que es la verdad a menudo, y nos preguntamos si el engaño no es más consolador."

Amén.


2 comentarios:

  1. Usemos más racionamientos falaces del gusto de los señores de "Alfa y Omega":

    Los soldados alemanes en la Primera y Segunda Guerra Mundial llevaban en la hebilla de sus cinturones la inscripción "Gott Mit Uns" ("Dios con nosotros"), por lo que se demuestra que Dios estuvo detrás de la 1GM y 2GM.

    Y en cuanto a las Cruzadas durante la Edad Media... Bueno, decir que la religión estuvo detrás de esas guerras no es falaz en absoluto.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. El problema es que los fascismo y régimenes autoritarios, adoptan los pensamientos y Filosofias que les viene en gana, para eso son fascistas, con un par.
    Luego todo ello lo manipulan de la misma manera, para conseguir sus objetivos, de ahí su peligro.
    Efectivamente Hitler y sus seguidores, no se enfrentaron mucho con la Santa Sede, pero la Santa Sede tampoco es que les parara los pies, ni siquiera se atrevío a criticarlos abiertamente, con lo cual se deduce que en su momento la jefatura eclesiastica no consideraría que se apartaban mucho de lo defendido por la Iglesia, porque cuando si lo consideran, anda que no dan la lata, y no se hacen oir, vease el caso que nos ocupa por ejemplo.
    De lo que se deduce que la propia Iglesia no pensaba que Hitler había olvidado de Dios, ni siquiera que estaba cometiendo barbaridades, ni atrocidades en contra de Dios.....
    Pero claro ahora a este clero en cuestión, religiosos herederos de otro fascismo pero de gen español catolico y apostolico romano, enarbolador del catecismo para luchar contra el mal, este ya es otra cosa.....y claro ahora que toca democracia, les viene divinamente determinadas críticas que oyen y las adoptan de la forma que les viene en gana, y siempre barriendo para casa.
    Pienso que los tiros van por que Hitler admiraba a Nietzsche y su teoria de "Dios a muerto, viva el hombre". Qué él reformulo en "Dios a muerto, HI HITLER...."
    Ahora Rouco, riza el rizo, vuelve a un pensamiento del siglo XIX, anterior a la critica Nietzschiana que trataba de desmantelar el poder de Dios y la Iglesia por encima de todas las cosas, revalorizando el poder del hombre y viene a decir Dios vive, y yo soy quien dice como y donde...
    Y para remate luego viene el puntazo, momentazo de la piadosa Doña Botella y dice "El hombre está en el centro del cosmos y en posición de superioridad respecto al resto de la creación".
    Luego ya tenemos configuradisimo y actualizadisimo el pensamiento derechil "apañol". Que viene a ser como lo de la canción de "la Martirio": con mi chandal y mis tacones arreglá pero informal. Me explico, lo que yo deduzco del refrito de pensamiento pepero es: Viva Nietzsche porque dice que el hombre, sobre todo el rico, y con posibles es el centro que puede hacer lo que le salga de los c..., pero claro tiene mucha razón monseñor Rouco, y le beso la mano, de que Dios debe existir para que los que sufren, sufran con más dignidad, luego Dios es necesario...Resumiendo: Dios está por encima de los pobres, para reconfortar su sufrimiento y que sigan sufriendo que para eso les ha puesto en el mundo, y El hombre, el rico y del PP, es el centro del Universo, sobre todo de cualquier parcela de tierra con la que pueda especular, viva olgadamente, con confort, y sobre todo con marca y caché que es su dignidad, por encima de todas las cosas, amen...
    Viva la parcela, la especulación, y sobre todo el pepero en CHALETE DE LUJO, RODEADO DE LUJO, POR SIEMPRE JAMAS, Y Dios que lo vea y lo permita.....
    Perdonen el desbarre, pero espero que al menos les haya entretenido.
    Saludos

    ResponderEliminar