jueves, 15 de enero de 2009

El poso del centralismo sigue vivo en España

Con motivo de la nevada que el pasado viernes disfrutamos en Madrid pude observar el tratamiento preferencial que a la capital de España se le sigue dando en los informativos nacionales. Tuve ocasión de comprobarlo en distintos telediarios, donde la información referente a los contratiempos producto de la inesperada tormenta de nieve ocupó, en mi opinión, un tiempo desmesurado. Madrid no es ni mucho menos la provincia más afectada por el frío invierno que estamos padeciendo, pero el espacio que se le dedica en los medios cuando una anomalía climática aterriza en la capital supera con mucho lo que merece si comparamos con otros lugares de nuestro país. Ahora, los palentinos, zamoranos u oscenses conocen al dedillo los padecimientos que sufren los madrileños cuando les caen 7 metros cúbicos de nieve (que eso fue lo que finalmente se recogió), pero yo me quedo con las ganas de saber cómo trata el invierno a Palencia, Zamora o Teruel, por citar sólo tres lugares de la geografía patria donde los rigores del invierno suelen ser mayores, y que apenas existen en desde el punto de vista mediático. ¿Acaso no es tan anómalo que nieve en la provincia de Murcia sin que atraiga tantas miradas? ¿Por qué ésta desatención sistemática de los medios hacia todo lo que no sean nucleos urbanos potentes? Y ocurre en noticieros de ámbito nacional tanto públicos como privados.

Siguiendo con los informativos, la parcela deportiva es un claro exponente de éste centralismo. La prensa deportiva española es por lo general bastante deficiente, pero eso es otro tema que ya toqué en un par de ocasiones (ésta y ésta). La cuestión es que no hay aspecto de la actualidad deportiva que no pase por el entrenamiento del Real Madrid, aunque lo más relevante sea el nuevo corte de pelo de Guti. Me replicarán que es el club con mayor número de seguidores de España pero, ¿es excusa para convertir cualquier tontería en noticia de cabecera de noticiero? Yo pensaba que era algo que atañía al club blanco, pero en las últimas semanas observo que al Atlético de Madrid también se le presta una atención preferente, por delante de clubes que no solo lucen una posición superior en la Liga como el Sevilla o el Villareal, sino que en su palmarés reciente también superan a la entidad rojiblanca. ¿Qué tiene el Atlético que merezca mayor interés? ¿Dónde están los criterios rigurosamente deportivos para discriminar la información que se da?

Luego nos extrañamos de que haya regiones donde crece el desapego hacia lo español. Sentirse ninguneado por los grandes medios es un buen motivo para que arraigue el distanciamiento en un país tan complejo como el nuestro. No creo que debamos menospreciar la influencia que los medios de masas ejercen sobre un amplio porcentaje de población. Ésto que he traido a colación puede que parezca anecdótico, pero a mí me parece síntoma de una realidad que parecía superada.

1 comentario:

  1. En los medios de comunicación parece que solo existe Madrid,Cataluña y Euskadi y en deporte se puede entender la atención desmesurada al Madrid y al Barça,pero ahí radica el centralismo,¿por qué el Atlético?

    ResponderEliminar