viernes, 15 de mayo de 2009

11-M ¿Donde está el informe del perito, matarile rile rile?

El pasado día 11 del presente mes el diario El mundo publicó una exclusiva sobre el 11-M que titulaba de la siguiente manera:
Un informe químico concluye que el 11-M explotó Titadyn
Un día después extraía terribles inferencias de lo publicado:
La Goma 2 de la Kangoo salió de un cartucho de los Tedax
La cuestión es la siguiente: un perito químico llamado Antonio Iglesias que analizó para el juicio del 11-M las muestras procedentes de los focos de explosión en los trenes ha elaborado un análisis de casi 500 páginas (sic) del que, según éste periódico, se desprende que en dichos trenes estalló Titadyn, explosivo habitualmente usado por ETA, y no Goma 2 ECO como afirman los tribunales españoles.

Comencemos con una consideración. Tal y como relata Acorrecto en su blog, este informe está elaborado
de forma individual por uno de los peritos de parte representante de la Asociación de víctimas de Ángeles Dominguez, la cual caía en la pintoresca contradicción de pedir al mismo tiempo la condena de los imputados y la nulidad de las pruebas. Sus conclusiones son, por tanto, personales a la espera de que sean corroboradas por otros expertos.

Seguimos. El dato desvelado más relevante es que en los análisis del Titadyn hallado en la furgoneta etarra localizada en Cañaveras unas fechas antes del 11-M se encontraron restos de dibutilftalato, componente de la dinamita tipo Goma 2 ECO pero que no forma parte de la dinamita tipo Titadyn.
La presencia de este ingrediente fue lo que selló la certeza del tribunal acerca la opción Goma 2 ECO (amén de la abundante prueba complementaria) ya que se encontró en todas las muestras analizadas de los focos, y sólo la Goma 2 ECO, de todos los explosivos contemplados, lo contiene. A partir del informe del perito Iglesias y del ya conocido hallazgo de dinitrotolueno (DNT) y algún otro componente más del Titadyn (que también forma parte de la Goma 2 EC, más antigua que la ECO), quieren de nuevo abrir la puerta a la participación de ETA en los atentados del 11-M rechazando al tiempo que el arma homicida fuera Goma 2 ECO.

Bien, sin saber en qué proporción se ha encontrado del dibutilftalato no podemos estimar la relevancia del hallazgo, ya que puede ser perfectamente una contaminación. Recordemos que la Goma 2 ECO procedente de una muestra patrón de la Guardia Civil empleada en los análisis de las muestras de los focos
también dio positivo en la detección de componentes que no le son propios (DNT). Y que en Mina Conchita, lugar del que procedió la Goma 2 ECO empleada aquella funesta mañana, ésta se encontraba precariamente almacenada junto a Goma 2 EC, explosivo que sí comparte parte de sus componentes con el Titadyn. Si el almacenaje no es el adecuado, la dinamita se puede contaminar fácilmente, y no es lógico pensar que los etarras dispongan de un sistema de almacenamiento mejor que el de la Guardia Civil.

Recordemos además que, durante el juicio, la totalidad de los peritos, incluidos los representantes de asociaciones que han insistido en implicar a ETA en el 11-M, incluido el perito Iglesias, descartaron ante el juez que al acción humana fuera la causante de la contaminación de la Goma 2 ECO usada como muestra patrón.
Y que la propia sentencia deja abierta la posibilidad del uso de otros tipos de explosivo, pero deja indubitado en uso de Goma 2 ECO y su procedencia: Mina Conchita. Ello se extrae de la evaluación conjunta de la prueba, en la que también se engloba la dinamita o restos de dinamita encontrados en Leganés, el escenario del atentado frustrado en las vías el AVE y la hallada en la casa de Chinchón que dio cobijo a alguno de los implicados.

Lo que está claro es que el dibutilftalato no forma parte del conglomerado de componentes que forman el Titadyn, de modo que
su presencia en la furgoneta de Cañaveras sólo puede ser accidental, del mismo modo que el DNT apareció en la muestra de Goma 2 ECO de la Guardia Civil no formando parte de la misma. Además existen precedentes a éste respecto: ocurrió lo mismo con otra muestra patrón de Goma 2 ECO utilizada en el contexto de la operación Pípol, por la que Suárez Trashorras, que cumple una condena de miles de años de cárcel como cooperador necesario en la comisión del 11-M, fue condenado por tráfico de explosivos. Además, es un caso de doble rasero flagrante dentro del argumentario conspiracionista, ya que inicialmente daba por imposible que la Goma 2 ECO pudiera contar con trazas de ingredientes ajenos a sus especificaciones técnicas pero se afirma con rotundidad ésto mismo para concluir que lo explosionado en los trenes fue Titadyn.

La cuestión ahora es algo que afirmó El Mundo el pasado día 11:
Para llegar a ésa y otras conclusiones relevantes, repasa a lo largo de casi 500 páginas todos los análisis de la pericial efectuada en el laboratorio de la Policía Científica, en un informe registrado ya en el Colegio Oficial de Químicos de Madrid.
Un forista de Desiertos Lejanos ha movido ficha ante éste último dato y se ha puesto en contacto con el Colegio Oficial de Químicos de Madrid, donde supuestamente se ha registrado éste informe a priori tan interesante. La respuesta obtenida es que no saben nada de él. Otro de ellos ha enviado solicitud de rectificación a El Mundo tras una búsqueda por las webs del Colegio de Químicos de Madrid, de la Asociación Nacional de Químicos de España y del Consejo General de Colegios Químicos de España que también ha resultado infructuosa. Uno de los administradores de Desiertos Lejanos se ha dirigido vía e-mail al propio perito Iglesias para solicitarle una copia de su informe sin hasta el momento haber recibido contestación. Acorrecto ha hecho lo propio en su blog y Manel Gozalbo desde Hispalibertas se lo ha recabado a Manuel Marraco, firmante de los artículos de El Mundo sobre el particular. De momento no hay respuesta.

Está en juego la credibilidad de quienes afirman estar buscando la verdad
y que bien pudieran estar asesinándola en pos de intereses espurios. Quienes ya les conocemos no necesitamos mayor demostración, pero nunca estará de más volver a poner de relieve las mentiras del conspiracionismo cuando éstas se producen, buscando siempre aprovechar la permeablilidad de las personas susceptibles de ceder ante manipulaciones y falacias si están convenientemente adornadas. Pero no nos precipitemos y dejemosles un plazo de cortesía para que el informe que hasta ahora nadie ha podido leer y, por lo tanto, contrastar y refutar, finalmente salga a la luz. ¿Dónde está el informe del perito, matarile rile rile?

4 comentarios:

  1. Sí, vamos a ver qué pasa con ese informe... Supongo que aparecerá. Cuando sea así, espero que le otorguemos la consideración que merece un trabajo al parecer tan amplio y exhaustivo.

    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  2. Buen resumen. Andaba un poco perdido con la novela, y los explosivos en general, pero lo has sintetizado muy bien.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. No la he visto bien, pero esta mañana, creo que era en la mirada crítica, salían las portadas de los diferentes diarios y en el mundo se volvía a insistir con lo del tytadine (perdonad si no se escribe así, no estoy muy puesto en el tema).

    Me temo que esta gente no se va a cansar nunca...

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Finalmente, el informe verá la luz en forma de libro que se publicará "en breve", según se puede leer hoy en las páginas de El Mundo, a través la editorial del mismo grupo que el diario. De tal modo las tesis de éste sujeto se extenderán y, a menos que la gente que lo lea visite sitios específicos en internet donde se las refute, calará en un número indeterminado de ciudadanos, que ni siquiera se preguntarán por qué en lugar de intentar lucrarse con su trabajo no lo pone desinteresadamente a disposición judicial.

    El negocio del 11-M continúa.

    ResponderEliminar