jueves, 4 de junio de 2009

El portavoz del colegio de químicos desmiente a El Mundo

Es un tópico, pero también una verdad como un templo: antes se coge al mentiroso que al cojo. En ésta ocasión, y no es porque no lo advirtiéramos, le toca al diario El Mundo. En las últimas fechas ésta bitácora viene hablando del informe Iglesias, un manuscrito fantasma del que hablaban profusamente en las páginas del rotativo de PJ Ramírez y en la COPE de Jiménez Losantos. En él se desvelaban supuestos datos clave sobre el arma homicida utilizada en los atentados de Madrid el 11 de marzo de 2004. Luego conocimos que, lejos de ser depositado en sede judicial, el informe Iglesias era un libro, otro más, con el que la sentina conspiranoica intenta seguir haciendo negocio del peor atentado sufrido nunca en España. De ello, del último y de lo adelantado por El Mundo hablé en otras dos entradas, ésta y ésta.

Luego llegó el esperpento de PJ Ramírez, en el que demuestra una carencia de sentido del ridículo difícil de cuantificar, aunque no por ello menos indignante. Su Yo acuso... supuestamente, en el que señala a funcionarios policiales y profesionales de la judicatura como responsables de entorpecer la investigación sobre el 11-M, es una oda a la deshonradez intelectual y a la infamia periodística. Ni una sola prueba, ni media evidencia que pueda convencer a un juez, nada que avale sus palabras. Todo "supuestamente". Y recordemos que lo calificable de "presunto" o "supuesto" puede o no ser verdad, pero ni PJ ni el perito Iglesias parecen disponer no ya de pruebas sino de indicios medianamente sólidos para acudir al juzgado. ¿O acaso alguien duda de que lo harían si las tuvieran, como pasó con el caso del ácido bórico? Veamos lo que hicieron en aquella ocasión:
Ante lo delicado de la situación, EL MUNDO decidió ayer entregar en la Audiencia Nacional los dos documentos (el auténtico y el falso) para que la Justicia actúe en consecuencia.
Recordemos que el affaire bórico se saldó con la absolución de los imputados al no apreciarse conducta delictiva. Se conoce que PJ, pese a acusar (presuntamente, que no deja de tener guasa) a numerosas personas de algo tan grave, no considera "delicada" la situación. En su lugar montan un numerito mediático con vistas a promocionar el libro "Titadyn", el cual ya está siendo destrozado por los foristas de Desiertos Lejanos en el hilo correspondiente. Por lo visto con un revolcón judicial tiene suficiente.

Lo último, publicado ayer, hasta ahora es que le colegio de químicos avala el informe Iglesias. Otra MENTIRA que añadir al cada vez más gigantesco saco de embustes que atesora El Mundo y de la que ya se hacen eco otros medios de forma igualmente mendaz y falsaria. La noticia, para colmo, hace referencia al comunicado del pasado 18 de mayo y del que ya di cuentaaquí. Pero por si fuera poco, el decano del Colegio Oficial de Químicos de Madrid, Antonio Zapardiel, en declaraciones a El Plural, niega la mayor:
“Lo que publica El Mundo no refleja lo que se dice en el comunicado [del Colegio Oficial de Químicos de Madrid] que colgamos en la web”.
El Mundo MIENTE cuando afirma que "el Colegio avala plenamente el trabajo de casi 500 páginas realizado por Iglesias". No avala nada porque el visado no implica aval de ninguna clase acerca del contenido del informe. Tanto en el primer comunicado como en las posteriores aclaraciones de Zapardiel se desvela la mendacidad del diario de PJ Ramírez, la manipulación descarada y la intención deliberada de engañar a sus lectores.

Y por cierto, no paran de referirse a las 500 páginas del informe como si ello fuera demostración de algo, como si la cantidad diera peso a lo que en ellas se afirma. En el libro aparecen numeradas 435 páginas, llegando el prólogo de Casimiro García Abadillo hasta la 53. Tras una página en blanco comienza realmente lo escrito por el perito Iglesias (pg. 55), lo que nos un total de 381, lejos de esas 500. Hasta en lo más trivial hay manipulación.

ACTUALIZACIÓN: El forista de Desiertos Lejanos Quetza se dirigió al colegio de químicos en relación al asunto de del informe Iglesias y el bombo que le ha dado El Mundo. Aquí está su contestación, de la cual adelanto un jugoso extracto:

En nuestro Colegio existe una Comisión de Visado que cuida que los profesionales colegiados no traten de realizar actuaciones que no les corresponde por su titulación y/o formación, también ayuda o proporciona consejos sobre la estructura y apartados formales de los proyectos, pero no entra en su contenido. No es nuestra responsabilidad y además para nosotros sería inviable poder dotarnos de los numerosísimos expertos que serían necesarios para estudiar, valorar, compartir o rechazar el contenido de los proyectos o informes.

Lo publicado por el diario El Mundo deforma intencionadamente aspectos del decalogo ético para inventar, y presentar en el momento que quiere, manifestaciones y opiniones del Colegio sobre el contenido de un informe que no procede manifestación oficial alguna y mucho menos para contradecir a un Tribunal.

Saquen sus conclusiones.

SEGUNDA ACTUALIZACIÓN: el colegio de químicos de Madrid, por boca de su decano, Antonio Zapardiel, contesta en una nota informativa a El Mundo desmintiendo, ésta vez de forma oficial, sus informaciones relativas al presunto aval que dicha corporación otorgaba al informe Iglesias y exigiendo rectificación. De tal modo, corresponde cerrar el post de la misma forma que lo comencé: antes se coge al mentiroso que al cojo.

1 comentario:

  1. A mí ya ni me indigna. Me parece taan patético.

    Lo sorprendente es que todavía tanta gente siga leyendo ese panfleto.

    Saludos

    ResponderEliminar