sábado, 29 de noviembre de 2008

El monstruo que los españoles llevamos dentro

Con cierta frecuencia encuentro en la red comentarios de personas despectivas hacia el mundo musulmán. Muchos de ellos justifican su animadversión en las leyes vigentes en las teocracias de Oriente Medio y África, donde sus legislaciones marcadas por la ley islámica denigran especialmente a la mujer, considerándola un objeto jurídico por debajo del hombre. Y no están desprovistos de, al menos, algo de razón. Se tilda de monstruos execrables a Países como Irán, Arabia Saudí o Nigeria por contar con códigos penales más propios de épocas medievales que del siglo XXI.

Pero también sostengo que mucho de aquello que convierte a esos países en abominaciones morales cuenta con seguidores en España, al menos de principio. Otra cosa es que esos españolitos estuvieran dispuestos a llevar una sharía hispánica hasta sus últimas consecuencias, pero la primera impresión es la que queda, dicen.

¿Por qué digo ésto? Pues a raíz de la siguiente noticia de la versión digital del diario 20 Minutos:

Condenado a recibir 20 gotas de ácido en los ojos por cegar a una mujer que lo rechazó

El tribunal iraní decidió aplicar la ley del talión
Pero no por la noticia en sí, sino por los comentarios suscitados tras la misma, algunos de los cuales reproduzco a continuación:
- Pues la condena es salvaje, se que me van a tachar de...cualquier cosa, pero...ese y otros se lo pensarán muy mucho antes de hacer una salvajada así.Por mí, bien hecho.Quizás debería haber una justicia más equilibrada entre esa sentencia y las sentencias de España y otros países occidentales.

- Pues hombre, es un castigo bastante bestia, pero en realidad, es una buena noticia que en Irán ahora también empiecen a castigar la violencia de género, y los tribunales no estén siempre de parte del hombre....Prefiero la alianza con un país severo pero justo, que con un país donde las mujeres no tengan derecho alguno, y se las pueda matar sin ser castigado...

- Con un par de cojones, ¡a ver cuando algunos jueces (o legisladores mas bien) aprenden!

- Yo le echaria un cubo de ácido.

- 20 gotas es mucho, con 5 gotas en cada ojo y un litro de gasolina por el culo es suficiente.

- EN VEZ DE HECHAR A PERDER OTRO PAR DE OJOS MEJOR QUE LE TRANSPLANTEN LOS OJOS DEL ACUSADO A LA VICTIMA, cubriendo el costo de la operacion el acusado, ESO SI ES JUSTICIA

- Pues estoy de acuerdo con Juan Morales. Hubiese sido un acto más
justo.Aunque yo si estoy por el ojo por ojo, sobre todo en los casos de
violencia machista.

- Osea, que aqui se pide la ley del ojo por ojo para los subnormales de la
eta esa, para los pederastas, los violadores etc etc.. y cuando en un sitio
tienen los cojones de llevarlo a cabo mediante un juicio en el que se defienden
los derechos de una persona inocente mutilada de por vida, os rasgáis las
vestiduras. Pues mira, serán moros, sí, no hay duda, pero en este caso, mucho de
ellos cabe aprender. A ver si somos coherentes de una vez en este pais, que hay
mucho tocapelotas que cambia de opnion como de camisa. O se es o no se es.
Cuánto estúpido, coño.

- Pues a mí me parece muy bien! Por hdp, se merece eso y más! Si alguien me
hiciera eso no sólo pediría que le echaran 20 gotitas en los ojos sino también
que luego lo colgaran de los web-os en la plaza pública y por último que lo
empalaran y le prendieran fuego!

Y ésto sólo en las dos primeras páginas de comentarios. No digo que sea una muestra reveladora de cierto pensamiento oculto español, que encuentra vía de expresión en el anonimato que ofrece la participación en la red de redes -no son ideas que, por fortuna, uno sea capaz de expresar con la comodidad de saber extendidas-, pero sí nos habla de la existencia de un segmento de población que está ahí, posiblemente vota y convive con todos nosotros con aparente normalidad mientras se muestra permeable a usos y prácticas impropios de nuestra civilizada y superior cultura occidental.

Una porción de ciudadanos que sólo necesita ser testigo de una situación extrema para que sus vísceras salgan a relucir olvidando cualquier principio democrático, principio que, en circunstancias corrientes, igual hasta defienden con vehemencia. Seguro que muchos de los que execran la totalidad del mundo musulmán partiendo del islamismo radical se sorprenderían al comprobar el número de entusiastas de una justicia como la iraní que hay en su sacrosanta España.

viernes, 28 de noviembre de 2008

La memoria que algunos pretenden enterrar

Lo que a continuación viene son algunos fragmentos del auto de inhibición que el juez Baltasar Garzón emitió recientemente relativo al asunto de la apertura de fosas del franquismo y la guerra civil. Son algunas de las cosas que algunos pretenden que caigan en el olvido.

Para empezar, en las páginas 11 y 12 se cita una resolución de la ONU de 1946 en la que se define de forma directa al franquismo como régimen fascista según el modelo de la Alemania de Hitler y la Italia de Mussolini. De tal modo, declara la complicidad activa de Franco en las iniciativas bélicas del Eje:
La Resolución 32(I) d 9 de febrero de 1946 de las Naciones Unidas expresaban así su condena al régimen de Franco: "El actual gobierno español, el cual habiendo sido fundado con el apoyo de las potencias del Eje, no posee, en vistas de sus orígenes, su naturaleza,su historial y su íntima asociación con los Estados agresores, las condiciones que justifiquen su admisión"

La Resolución 39 (I) de la Asamblea General de la ONU de 12-12-1946 dice: "De acuerdo con su origen, naturaleza, estructura y conducta general, el régimen de Franco es un régimen Fascista basado en el modelo de la Alemania Nazi de Hitler y la Italia fascista de Mussolini, y en su mayor parte establecido con resultado de la ayuda recibida de los mismos"

Dicha Resolución en su apartado c) continua: "Existen pruebas documentales incontrovertibles que establecen que Franco fue parte culpable, con Hitler y Mussolini, de la conspiración para declarar la guerra a aquellos países que, eventualmente durante el curso de la guerra mundial, se unieran como Naciones Unidas. Que la plena beligerancia de Franco fuese pospuesta hasta que fuese mutuamente acordada más adelante, tan sólo fue una parte más de esa conspiración".

Continuamos con el intento sistemático de estigmatizar al adversario bajo alucinantes motivos científicos, con un terrible fin último. Páginas 13 y 14:

Por lo que se refiere a la necesidad y justificación de esta investigación y al margen de los hechos, baste mencionar que el Consejo de Europa en su declaración de fecha 17 de marzo de 2006 de condena a la dictadura franquista (Recomendación 1736) hace la siguiente mención: «65. Psiquiatras militares efectuaron experimentos sobre presos para identificar los “genes rojos” ».

En 1938, algunos miembros de las Brigadas Internacionales, presos en el Campo de
concentración de San Pedro de Cardeña (Burgos) y mujeres presas republicanas en
la Prisión de Málaga, fueron sometidos a test físicos y psicológicos extraños;
se trataba de una de las primeras tentativas sistemáticas de poner la psiquiatría al servicio de una ideología. Documentos publicados en los últimos años, muestran el proyecto concebido por el psiquiatra en jefe de
Franco, el doctor Antonio Vallejo Nágera, para identificar el “biopsiquismo del fanatismo marxista”.

Francisco Franco, mediante el telegrama nº 1565, de 23 de agosto de 1938 autorizó al Jefe de los Servicios Psiquiátricos Militares la creación del Gabinete de Investigaciones psicológicas, cuya “finalidad primordial será investigar las raíces psicofísicas del marxismo”, cuyo precedente no puede ser otro que el Instituto para la 14 Investigación y Estudio de la Herencia creado por Himmler en Mecklenburg.1

El gabinete concluyó su estudio en octubre de 1939 recibiendo su autor las felicitaciones del Estado Mayor del Ejército.
Nótese también, por su interés, lo que el doctor Vallejo Nágera escribía en su obra “La locura de la guerra. Psicopatología de la guerra española” citada por Ricard Vinyes y otros2: “La idea de las íntimas relaciones entre marxismo e inferioridad mental ya la habíamos expuesto
anteriormente en otros trabajos…La comprobación de nuestras hipótesis tiene
enorme trascendencia político-social, pues si militan en el marxismo de
preferencia psicópatas antisociales, como es nuestra idea, la segregación total
de estos sujetos desde la infancia, podría liberar a la sociedad de plaga tan
terrible”.

Lo siguiente da buena cuenta de lo enferma que estaba ésta gente: comienza a tomar forma una iniciativa encaminada a segregar a los hijos de familias republicanas con el objetivo de reeducarlos de forma acorde al régimen, con claras connotaciones racistas. Páginas 18 y 19:

Aun en la posguerra, Vallejo alertaba sobre el daño que podía hacer y hacía el
ambiente democrático en niños y niñas, e insistía en combatir la propensión
degenerativa de los muchachos criados en ambientes republicanos, debiendo ser segregados en centros adecuados, en los que se promoviese «una exaltación de las
cualidades biopsíquicas raciales y eliminación de los factores ambientales que en el
curso de las generaciones conducen a la degeneración del biotipo».
Estas teorías tendrían aplicación práctica inmediata en la posguerra, específicamente sobre los hijos de las presas republicanas encarceladas por motivos políticos, aunque
este carácter no se les reconociera, precisamente por la conceptuación que de las mismas daba el Gabinete de Investigaciones Psicológicas:
“La enorme cantidad de prisioneros de guerra en manos de fuerzas nacionales salvadoras de España permite efectuar estudios en masa, en favorabilísimas circunstancias que quizás no vuelvan a darse en la historia del mundo. Con el estímulo y beneplácito del Excmo. Sr. Inspector de los Campos de Concentración, al que agradecemos toda suerte de cariñosas facilidades, iniciamos investigaciones seriadas de individuos marxistas, al objeto de hallar las relaciones que puedan existir entre las cualidades biopsíquicas del sujeto y el fanatismo político democrático-comunista”.
Nótese cómo se asociaba democracia con fanatismo, tal era el grado de enfermedad que asolaba la mente franquista. Pero, como si el cóctel ya de por sí no fuera suficientemente estomagante, se añaden unas gotitas de frenética misoginia para terminar de aderezar el inmundo y repulsivo plato. Página 20:

En el marco de los referidos estudios del Gabinete de Investigaciones Psicológicas, el director del mismo, Doctor A. Vallejo Nágera decía en el trabajo Psiquismo del fanatismo marxista. Investigaciones psicológicas en marxistas femeninos delincuentes:

“Recuérdese para comprender la activísima participación del sexo femenino en la revolución marxista, su característica labilidad psíquica, la debilidad del equilibrio mental, la menor resistencia a las influencias ambientales, la inseguridad delcontrol sobre la personalidad… Cuando desaparecen los frenos que contiene socialmente a la mujer y se liberan las inhibiciones frenatrices de las impulsiones instintivas; entonces despiértase en el sexo femenino el instinto de crueldad y rebasa todas las posibilidades imaginadas precisamente por faltarlelas inhibiciones inteligentes y lógicas… Caracteriza la crueldad femenina que noqueda satisfecha con la ejecución del crimen, sino que aumenta durante su comisión. El hecho es tanto más digno de atención cuanto que la mujer suele desentenderse de la política, aunque su fanatismo o ideas religiosas la hayan impulsado en los últimos años a mezclarse activamente en ella, aparte de que en las revueltas políticas tengan ocasión de satisfacer sus apetencias sexuales latentes”.
Las conclusiones a las que llega garzón son de lo más elemental a la vista del percal. Páginas 20 y 21:
Con estos estudios como base se comprenden bien las actuaciones que el régimen
franquista desarrollaría después en el ámbito de los derechos de la mujer y específicamente en relación a la sustracción o eliminación de custodia sobre sus hijos, es decir, acometió una segregación infantil que alcanzaría unos límites preocupantes y que, bajo todo un entramado de normas legales, pudo haber propiciado la pérdida de
identidad de miles de niños en la década de los años 40, situación que, en gran medida, podría haberse prolongado hasta hoy. Es decir, se habría privado de su identidad a miles de personas en contra de los derechos de las propias víctimas inmediatas y de
sus familiares, en aras a una más adecuada “preparación ideológica y la afección al régimen”

Pero no es todo, ni mucho menos. Lo referido al abominable secuestro de niños por los secuaces del franquismo para ser entregados a familias afectas a la dictadura está recogido desde la página 50 hasta la 84 aproximadamente. Es demasiado largo para la entrada de un blog pero recomiendo fervorosamente su lectura, así como la del resto del auto. Son el tipo de hechos que quienes se sienten herederos morales e ideológicos del franquismo pretenden que los demás olvidemos, que jamás preguntemos por ellos. ¿Qué calificativo merecen quienes pretenden enterrar tanta ignominia?

Así está construida nuestra democracia, sobre un manto de ocultación, vergüenza y miseria moral. Y que encima haya que aguantar que poner éstos hechos sobre la mesa reabre heridas. ¿Las de quién, cabría preguntarse? Esas heridas no sólo no se cerraron con la transición, sino que aún hoy supuran ¿Tantos lazos les unen con esas atrocidades que no escatiman esfuerzos para que todo caiga en el olvido?

domingo, 23 de noviembre de 2008

2008, año histórico para el deporte español

Muchos son los motivos para considerar 2008 un año clave para la historia del deporte español.

En junio, Alberto Contador ganó el Giro de Italia, Rafael Nadal venció en la arena de Roland Garros y la selección absoluta de fútbol se proclamó campeona de Europa. Menudo mes.

En julio, Carlos Sastre ganó el Tour de Francia y Rafael Nadal el torneo de Wimbledon.

En agosto, la selección absoluta masculina de baloncesto consiguió la medalla de plata jugando la final ante un rival superior y Rafael Nadal triunfó en la competición de tenis individual en los JJ.OO. de Pekín, entre otros logros olímpicos (en la foto, Gervasio Deferr).

En septiembre, Alberto Contador ganó ganó la Vuelta a España convirtiendose en el primer ciclista español en ganar las tres grandes vueltas por etapas.

Y como broche final al curso -al menos de momento- el equipo nacional de tenis acaba de conquistar su tercera Copa Davis con la ausencia en sus filas del jugador nº 1 del mundo.

La envergadura de lo ganado a buen seguro convertirá a éste año ya moribundo en una referencia histórica para nuestro deporte durante mucho tiempo.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Arte y demagogia

La verdad es que el arte contemporáneo a mí no me termina de convencer. Lo que no soy es tan necio y cerril como para anclarme en posiciones intransigentes sobre el particular y negar la mayor de principio. Eso sí, tampoco acepto que, desde la óptica opuesta, se me imponga una visión pretendidamente objetiva de lo que es arte. En mi opinión, el arte, sobre todo el contemporáneo, es subjetivo y donde Fulanito puede ver una maravillosa representación conceptual Menganito tiene perfecto derecho a no ver más que un amasijo amorfo de colores sin que se le tilde de inculto.

Las reacciones suscitadas en la derecha a propósito de la ya famosa cúpula que Miquel Barceló se concentran en su coste económico, pero también en cariz artístico. Un diputado del PP lo denomina despectivamente "gotelé millonario", aunque sospecho que en ésta opinión habrá pesado significativamente el apoyo que el artista mallorquín prestó a Zapatero durante la pasada campaña electoral. Que aquí nos conocemos todos. Por su parte, el Gobierno se muestra orgulloso de haber contribuido a que la obra de un artista español corone una de las salas principales del edificio de la ONU en Ginebra. Supuestamente ello proyecta una imagen positiva de nuestro país en el exterior, pero no estaría de más que Moratinos o el propio Zapatero explicaran qué traduccion práctica tiene invertir 8 millones de euros en una reforma, por mucha huella cultural que deje. Una ciudadanía que cada vez encuentra más complicado llenar el carro de la compra creo que es lo menos que se merece.

Lo que no es admisible es que sea el Partido Popular el que de lecciones de cómo emplear los fondos públicos. No tenemos más que echar mano del presupuesto que Esperanza Aguirre ha destinado a la última película José Luis Garci, "Sangre de mayo", financiada íntegramente por la Comunidad de Madrid y que ha sido nada menos que de 15 millones de euros, no habiendo servido para convertirla en un éxito de taquilla precisamente. Empleando el mismo lenguaje que los diputados populares, ¿cuánto material sanitario se podría haber conseguido con ese dinero para esos nuevos e infradotados hospitales madrileños? ¿Cuántas políticas de empleo, tan necesarias hoy día en Madrid, se podrían haber puesto en marcha? ¿Cuántas ayudas en el ámbito de la enseñanza se podían haber distribuido entre los niños madrileños?

Me parece un dislate que, en una época de crisis económica como la que vivimos, se destine una cantidad tan obscena como 20 millones de euros para lo que no deja de ser la reforma de un inmueble. Y también que el Gobierno haga un aporte tan generoso -8 millones- transmitiendo una imagen de despilfarro en un momento especialmente sensible para el bolsillo del contribuyente. Pero lo que ya me termina de repatear es que la derecha venga a impartir lecciones con esa demagogia de saldo para consumo exclusivo de incondicionales. Es política de tercera división, de unos y de otros. Si la oposición sigue en éste estado tampoco me extrañará que el Gobierno acabe también por los suelos.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Indecente Rajoy

El pasado 21 de septiembre y con referencia al desgraciado caso Mari Luz, Mariano Rajoy dijo que esa pobre niña había muerto porque "la administración no funcionó".

Ésta semana también ha tenido bastante repercusión otro suceso luctuoso: el asesinato del joven Alvaro Ussía en la puerta de una discoteca madrileña a manos, presuntamente, de uno o varios de los porteros.

Ocurre que dicha discoteca acumulaba medio centenar de denuncias por diversas irregularidades, pese a lo cual permanecía abierta.

¿Veremos a Mariano Rajoy diciendo que Alvaro Ussía murió porque la administración madrileña, gobernada por un compañero de partido, "no funcionó"? ¿Dejaremos alguna vez de ver a éste individuo intentar sacar tajada política de la muerte de alguien? ¿Llegará algún día a conocer el significado de la expresión "decencia política"?

Loados sean los hijos de puta


Finalmente, Sor Maravillas no tendrá homenaje en el Congreso en forma de placa. ¿O habría que decir Sor Zaplanillas? No es de extrañar que la bancada socialista se haya rebelado. Tener cada día en el lugar de trabajo una jeta como esa tiene que dar un mal rollo tremendo. Luego se pone el grito en el cielo por el absentismo parlamentario pero, ¿con qué cuerpo van a acudir sus señorías al trabajo sabiendo que allí les espera el retrato de alguien que les recuerda a Eduardo Zaplana? Yo entendería las pellas por ese motivo.

Claro que si lo que quieren es un motivo para rescatar a Zaplana de su retiro político tienen más a mano el triunfo de Barack Obama en los USA. Es el pretexto perfecto para dar un paso en favor de la igualdad racial en el Congreso, dando papel preponderante a un personaje con un tono de piel similar al del nuevo presidente norteamericano. Y no creo que en todo el arco político español se disponga de alguien más adecuado que Zaplana.

En cualquier caso, es un día de enhorabuena para todos los hijos de puta de éste país.

viernes, 14 de noviembre de 2008

Imperialistas vascos

Se acerca la Navidad y con ella la habitual polémica sobre las selecciones de fútbol autonómicas. En ésta ocasión, un nutrido grupo de futbolistas vascos han hecho público un comunicado en el que expresan el deseo de que la selección de su comunidad autónoma pase a denominarse "Euskal Herria" y no simplemente Euskadi. Tal denominación hace referencia no sólo a las tres provincias vascas de todos conocidas, sino también a Navarra y al País Vasco Francés -el llamado Iparralde-. Ver aglutinados a todos esos territorios bajo la designación de Euskal Herria de es una aspiración histórica del nacionalismo vasco.

Vamos a ver si me aclaro. Tenemos a unos deportistas que se alinean con una demanda tradicional del nacionalismo vasco, el mismo que lleva décadas quejándose de la opresión que sufre por parte del Estado Español y de la sistemática negativa a reconocer sus derechos. Y en el curso de su petición se les ocurre exigir una denominación que incluye lugares donde el sentir nacionalista ni mucho menos es mayoritario (Navarra) o tiene una implantación casi testimonial (País Vasco francés). ¿No es ésto una forma de atacar los derechos de las personas que viven en esas tierras y que han decidido mediante el ejercicio democrático que el concepto de Euskal Herria se la repanfinfla? ¿No es una forma de intentar imponer una realidad a medida por encima de personas que nada quieren de ella, pero que se ven inmiscuidas contra su voluntad?

Y eso por no mencionar que la noción de Euskal Herria no se contempla ni como unidad administrativa básica en Francia o España, es decir, los jugadores vascos saltarían al campo representando a una especie de nación fantasma inidentificable en ningún mapa geopolítico del mundo. Cada uno es libre de hacer el ridículo como mejor le parezca, pero al menos que no mezclen a terceros que ni están ni desean estar.

No quiero ser mal pensado y suponer que éstos señores no respetan lo que los ciudadanos navarros, por hablar de lo más cercano, han decidido cuando han ejercido su derecho al voto, y que les importa un carajo que los partidos constitucionalistas estén por encima de los nacionalistas en apoyo popular. No, eso no es algo que uno esperaría de quienes reclaman con frecuencia el respeto a sus derechos. Al menos no es propio de gente coherente y con principios sólidos.

Imaginemos que es la selección de España la adopta el nombre de Iberia porque tiene la vieja aspiración de ocupar la totalidad de la Península Ibérica, no preocupándose lo más mínimo por la opinión de los ciudadadanos portugueses (y gibraltareños, para acabar de rizar el rizo) que, sin comerlo ni beberlo, se ven contenidos en una suerte de nueva nacionalidad por la iniciativa particular de unos pocos. ¿Qué opinión suscitaría ésto entre los mismos que impulsan la demanda que protagonizan los futbolistas vascos? ¿Saldrían a colación palabras como imperialismo y expansionismo entre otros términos nada lisonjeros? Yo no lo descartaría en absoluto.

Deporte y política. Cuando se mezclan casi siempre dan lugar a los mayores disparates.

jueves, 13 de noviembre de 2008

La religión institucional provoca náuseas

Ésta es la nauseabunda composición (pinchar para ampliar) que el semanario católico Alfa y Omega, editado por el arzobispado de Madrid -que dirige Rouco Varela- tuvo a bien publicar a comienzos del pasado mes de octubre. En su obsesiva y enfermiza cruzada contra el laicismo se atreven a vincular el nazismo y sus crímenes con el ateismo, señalando la ausencia de fe en Dios como causante de barbaries de ese calibre.

Pero tal y como nos recuerdan desde Europa Laica, Hitler no pasaba por ser ningún ateo radical:

"Así creo ahora actuar conforme a la voluntad del supremo creador: al defenderme del judío lucho por la obra del Señor". [Mein Kampf]
En El espejismo de Dios, el biologo Richard Dawkins también recopila varias citas que dejan en entredicho el presunto ateismo del Führer:

"Conozco al señor Hitler muy personalmente y estoy bastante cercano a él. Tiene un carácter inusualmente honorable, lleno de profunda amabilidad; es religioso, un buen católico." [Rudolph Hess en una carta al primer ministro bávaro]
"Estamos convencidos de que las personas necesitan y requieren de ésta fe. Por lo tanto, hemos asumido la lucha contra el movimiento ateo, y no solo con unas pocas declaraciones teóricas: vamos a erradicarlo." [Discurso en Berlín, 1933]

"Lo primero que hay que hacer es rescatar [a Alemania] de esos judíos que están arruinando nuestro país... Queremos prevenir a Alemania de sufrir, como Otro hizo, la muerte en la cruz." [Discurso en Munich, 1923]

"Mis sentimientos como cristiano me inclinan a ser un luchador por mi Señor y Salvador. Me llevan a aquel hombre que, alguna vez en soledad, rodeado por unos pocos seguidores, reconoció a los judíos como lo que eran, y emplazó a los hombres a luchar contra ellos y quien, ¡verdad divina!, fue el más grande, no como sufridor, sino como luchador."(...) [Discurso, 1922]

Es cierto, y Dawkins lo consigna en su libro, que también se le conocen declaraciones marcadamente anticristianas, pero los ejemplos arriba reseñados constituyen, cuando menos, prueba del razonamiento falaz y maniqueo de la curia eclesiástica, ávida de ver asociados al laicismo los valores más abyectos mientras omite todo aquello que desmonte el perverso dogmatismo de su mensaje. Es posible que Hitler fuera ateo, pero fueron sus ansias de poder, su exacerbado nacionalismo expansionista y su fe en la superioridad racial lo que le llevaron a convertirse en el criminal que finalmente fue, no su ateísmo. En caso de ser cristiano, ello no le supuso mayor impedimento para ser una bestia carnicera, y aunque no lo fuera, está claro que se sirvió del ideario religioso para lograr el apoyo masivo a sus fines. Si empleó esa táctica es porque conocía el perfil general de los receptores de sus soflamas y la forma de espolearles y llegar a ellos. ¿En qué lugar, pues, queda la religión en relación al nazismo?

Es muy duro tener que aguantar éstas cosas de los representantes de una institución que sumió a Europa en le época más oscura de su historia. En la Edad Media, la religión campaba a sus anchas por el viejo continente y el oscurantismo científico e intelectual fueron una constante. Tomo prestada una cita del historiador Edward Gibbon incluida en el libro de Carl Sagan El mundo y sus demonios:

En el transcurso de diez siglos no se hizo ni un sólo descubrimiento que exaltara la dignidad o promoviese la felicidad de la humanidad. No se había añadido ni una sola idea a los sistemas especulativos de la antiguedad y toda una serie de pacientes discípulos se convirtieron en su momento en los maestros dogmáticos de la siguiente generación servil.
Ésta misma institución fue la que confraternizó con la dictadura franquista, mantuvo bajo palio al tirano y participó activamente en la homogeinización ideológica de los españoles mediante el nacionalcatolocismo obligatorio en las escuelas. La misma institución que lleva millones de muertos sobre sus espaldas a lo largo y ancho de la historia es la que nos dice que la única salida para evitar el colapso moral es... entregarse a ellos. ¡Otra vez! ¿Es que el hambre de poder de éstos representantes del mal en el mundo es insaciable?

Si hay algo que la religión institucional aborrece es la libertad y el pensamiento crítico derivado de ella, de ahí que sus discursos vayan siempre orientados a augurar el apocalipsis, como buena secta liberticida, apelando a los miedos más primarios para conseguir cesiones en ese terreno a cambio de su "protección" espiritual. Citando ésta vez las propias palabras de Carl Sagan:
El escepticismo desafía a instituciones establecidas. Si enseñamos a todo el mundo, digamos a los estudiantes de instituto, el hábito de ser escépticos, quizá no limiten su escepticismo a los anuncios de aspirinas y a los canalizadores de 35.000 años. Puede que empiecen a hacerse inoportunas preguntas sobre las instituciones económicas, o sociales, o políticas o religiosas. ¿Luego dónde estaremos?
Libertad y cultura es la mejor receta para combatir el oscurantismo, la culpa y la represión que representan la religión institucional, más cerca de Satán que de las doctrinas de Jesucristo.

Termino con una última cita, ésta vez del científico francés Henri Poincarè:
"También sabemos lo cruel que es la verdad a menudo, y nos preguntamos si el engaño no es más consolador."

Amén.


miércoles, 12 de noviembre de 2008

La justicia premia la rapiña familiar

Ésta semana se ha conocido la sentencia por el asesinato de María Rosario Endrinal, la indigente que fue quemada viva por unos jóvenes en el recinto de un cajero automático barcelonés en 2005. Dejaré aparte lo que es propiamente la condena porque seguramente concurrirán elementos a modo de atenuante que, sin la sentencia en la mano, no considero adecuado valorar. A priori me parece una condena escasa, y más cuando se estima que hubo alevosía. Pero ahí me quedaré.

Prefiero referirme a otro aspecto que está pasando más desapercibido y que me parece merecedor de algún tipo de condena moral.
El fallo declara a ambos procesados responsables civiles y les condena a indemnizar conjuntamente a la madre de la indigente y a la hija con 46.000 euros por el daño moral, pese a que la mujer no convivía desde hacía tiempo con su familia.
Es decir, María Rosario contaba con familiares que podían ayudarla y, aún así, se encontraba viviendo en la calle y durmiendo en donde podía. No digo que no pudiera haber problemas familiares que provocaran distanciamiento o incluso una ruptura total de relaciones, a veces ocurre en las familias. Pero dada la situación -repito, María Rosario viviendo y durmiendo en la calle teniendo una madre y una hija que no se hacían cargo de ella- ver como ahora, gracias al crimen cometido por éstos dos hijos de puta, quienes vivían del todo al margen de la fallecida pese a tener su misma sangre son recompensados con 46.000 euros por "daño moral" me deja completamente perplejo.

Tengo entendido que, en un juicio, las indemnizaciones las fija la parte denunciante. Pocas veces la cuantía final determinada por el juez coincide con la solicitada, sino que ésta suele reducirse sustancialmente; por tanto, es muy posible que la madre y al hija de María Rosario pidieran aún más dinero del que van a percibir por la pérdida de un familiar al que tenían absolutamente desatendido.

Que todo el desprecio de la sociedad caiga sobre los asesinos de María Rosario Endrinal, pero me parece que, aunque sea en muy escasa medida, algo de ese desprecio debería recaer también sobre su madre y su hija. Si no por condenarla a vivir en la miseria, porque no quiero jugar a juez de una situación cuya globalidad desconozco, sí por un comportamiento a posteriori más propio de aves de rapiña.

sábado, 8 de noviembre de 2008

Esperando lo nuevo de The Wounded

The Wounded es una banda holandesa practicante de un metal refinado navegante entre el gótico y el progresivo con influencias, por lo general, procedentes de las Islas Británicas. Gente como Anathema, Marillion o Pink Floyd son fuentes habituales de las que suelen beber. Su último disco, Atlantic, data de principios de 2004 y, pese a contar con notables canciones, no terminaba de satisfacer las expectativas que éste grupo parece destinado a cumplir dado su potencial.

Con el cambio de teclista parece que el futuro se les aclara un poco de cara a una nueva publicación, de ahí que, pese a no estar de actualidad, les dedique la presente entrada. A mi entender sólo les falta un peldaño para alzarse a los primeros puestos del escalafón del Rock europeo.

Para ilustrar el tema y amenizar la espera, tenemos canciones antiguas del calibre de éste Billet Doux.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Reflexiones acerca de la pena de muerte

Al hilo de una encuesta dada a conocer el pasado día 30 de octubre, hoy tocaré un tema que levanta no pocas controversias, el de la pena de muerte. Bajo mi punto de vista no es asumible su aplicación en España (ni en el resto del mundo) porque depende de que el entramado policiaco-judicial haga bien su trabajo y no envíe al patíbulo a personas inocentes o sobre cuya culpabilidad pesa la duda razonable. En síntesis, el sistema es imperfecto y por ello no se debería habilitar una pena final de tan absoluta irreversibilidad.

No obstante... ¿y si hubiera una forma de convertir en infalibles las sentencias? Ya se que es una especulación absurda, pero serviría para depurar el posicionamiento de cada uno sin el peso que para la conciencia supone la posibilidad del error. En caso de existir un medio de refinar hasta el extremo el sistema judicial a mí no me molestaría nada ver retirados de la circulación a asesinos múltiples o a terroristas masivos. No me produce ningún dilema moral.

La reflexión que planteo es la siguiente: ¿desde qué perspectiva debe observarse la aplicación de la pena de muerte? Se me ocurren varias alternativas:

1) Como un escarmiento, una medida coercitiva del tipo "aviso a navegantes". Lo malo es que no hay (o yo no he dado con ello) estudios concluyentes que determinen la relación directa entre la pena capital y la disminución de los índices de criminalidad en aquellos países donde está vigente.

2) Como un intento objetivo de librar a la sociedad de un elemento pernicioso. Muerto el perro se acabó la rabia, vendría a ser. Su lógica es, en apariencia, aplastante, pero deja el cabo suelto de eludir entrar en las causas y procesos que llevan a una persona a convertirse en un asesino. Y hay casos en los que existen factores que influyen decisivamente en determinadas patologías que derivan en comportamientos criminales. Omitirlos podría llevar a acentuarlos.

3) Como una reparación moral hacia la familia de la víctimas. Reparación escasa, habida cuenta del golpe que supone perder a un familiar, y más si es por muerte violenta. No sería tanto impartir justicia, ya que no existe un valor de justicia universal sino que el término se ajusta al sistema de valores imperante. Tendría más que ver con dar a los allegados de la víctima la recompensa de ver cómo el criminal de turno, el causante de su sufrimiento, deja de existir. La venganza como servicio público.
4) Como un frío castigo del Estado a todo aquel que vulnere la ley en los términos estipulados. Con independencia de otras implicaciones más allá de hacer llegar a los ciudadanos que se actúa contra el crimen de manera (presuntamente) eficaz.

5) Una manera de ahorrar cargas al Estado en forma de manutención indefinida. A más de un contribuyente no le resultaría antipática la medida cuando hablamos de criminales peligrosos. El Estado se deshace de un plumazo de quien, en muchos casos, no es más que un objeto de dispendio para las arcas públicas, ayudando a solucionar de paso el problema de la masificación penitenciaria.

6) Un compendio de todo lo anterior.

¿Y qué hay de la rehabilitación? Por supuesto, me parece acertado que el sistema penitenciario esté orientado en esa dirección, pero eso es una cosa y el buenismo como norma es otra. Hay gente irrecuperable que no merecería invertir un solo céntimo en su mantenimiento carcelario.

Ya de vuelta a la cruda realidad, habría que enfrentarse al problema de qué figura jurídica diseñar para llevar a término la pena de muerte sin el riesgo de que se nos cuelen inocentes por instrucciones judiciales defectuosas, investigaciones policiales descuidadas o falta de recursos para disponer de una defensa adecuada. Así que, conociendo el mundo en el que vivimos, en el que el error y la negligencia están a la orden del día, no me declaro partidario de la pena de muerte.

Y por otra cosa más: si un asesino sabe que por matar a una persona el Estado terminará acabando con su vida, ¿qué le impedirá llevarse por delante a otras veinte más?

lunes, 3 de noviembre de 2008

Alta tecnología de usar y tirar

El pasado viernes me tuve que comprar un nuevo teléfono móvil. El que venía usando, que tenía unos tres años y funcionaba relativamente bien, murió de un día para otro sin mayor explicación. Sencillamente dejó de funcionar, se apagó y no ha vuelto a encenderse, y como toda la gente de mi entorno está habituada al móvil, he tenido que comprarme otro para no verme incomunicado con ellos.

Es mi cuarto teléfono móvil en, aproximadamente, nueve años. Una cifra pequeña quizás si me comparo con las adquisiciones de algunos fanáticos de las nuevas tecnologías, pero aun así me parece tremendo que un utensilio tan estrechamente relacionado con valores como fiabilidad y rendimiento tenga tan poca vida útil y obligue al usuario a rascarse el bolsillo periódicamente. Porque, al menos en mi caso, el motivo de cambiar de aparato siempre ha sido técnico: la batería dejaba de cargar o, como es el caso, se apaga y ya no vuelve a activarse.

Tal vez sea una comida de tarro, pero me lleva a pensar en esos cacharros que hemos visto utilizar a nuestros padres durante años, si no décadas, siempre funcionando y sin dar problemas. Ese molinillo de café jurásico, ese secador de pelo renegrido... Vale que no son comparables a la tecnología de un móvil, pero a la vista de la longevidad de unos y otros no tengo claro qué es lo que sale perdiendo en la comparación.

No se, me da por pensar que nos la están metiendo doblada, vendiéndonos un ideal de vida en el que andar rodeado de aparatitos electrónicos te da una sensación de dominio del entorno que tiene poco de real. Nos crea una dependencia tal que ya ni nos cuestionamos su utilidad cuando nos falla, conscientes de que acudir a la tienda tarjeta de crédito en mano solucionará el problema sin mayor esfuerzo. Pienso que la fascinación por la tecnología puede aletargarnos y embotar nuestra capacidad crítica. ¿Cómo si no ha podido triunfar un producto tan defectuoso como el sistema operativo Windows?

Pero, como decía, puede que todo no sea más que una paja mental...

sábado, 1 de noviembre de 2008

Conservadurismo y evolución social

Ésta noticia apareció en el diario ADN el pasado día 24. Su escasa repercusión se explica porque no se ha producido en España, que si llega a ser así yo no se hasta dónde se hubieran subido los cavernícolas patrios:
"Los alumnos tendrán educación sexual desde los cinco años". Es el titular con que desayunaban ayer los británicos. Con la reforma educativa, los niños recibirán lecciones obligatorias en Primaria y Secundaria de educación sexual, riesgos de las drogas o primeros auxilios, según e The Times.
¿Alguien se imagina cómo sería recibido que el Gobierno español, después de legislar sobre el matrimonio gay y tener en cartera hacerlo sobre el aborto y la eutanasia, intentara introducir la educación sexual en la enseñanza primaria? ¡Niños de 6 años follando! ¡Preadolescentes encinta! ¡El Estado fomentando el sexo desenfrenado en las aulas! ¡El jodido Apocalipsis! ¡Sodoma y Gomorra!

Yo no tengo dudas de que esa sería la reacción del consevadurismo pedestre nacional, acostumbrado como nos tiene a a poner el grito en el cielo de forma histérica y ridícula -ni siquiera caerían en la cuenta de que a esas edades a los niños aún ni se les levanta- como vimos en las manifestaciones en defensa (permítaseme la cursiva) de la familia tradicional. ¿Se les ocurriría pensar en el beneficio a largo plazo que supondría una temprana concienciación de la chavalería en todo lo referente al sexo?

Una educación sexual como la que planea el Reino Unido va orientada a evitar lacras sociales como los embarazos de adolescentes o el contagio de enfermedades de transmisión sexual, una lucha que debe preocupar a todo Estado responsable. Y añado que también ayudaría a hacer desaparecer prejuicios de género y sexuales. Aquí, por lo que vemos con las reacciones suscitadas con la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que se explique a los niños que hay otros patrones de familia o que existen ciudadanos con tendencias homosexuales pone de los nervios a quienes férreamente contemplan un sólo modelo de sociedad, ultraconservador y cerrado a las realidades sociales que le son molestas.

La caverna derechista en España se ha opuesto al divorcio, al aborto, a los matrimonios gays o a cualquier puesta al día de alguna de esas leyes, pero no se decidieron nunca por su derogación cuando en sus manos estuvo hacerlo. ¿Por qué? Pues, sencillamente, porque la sociedad aceptó esos cambios con naturalidad y sin falsos dramatismos, comprobando que el cataclismo social que les auguraban era falso y que, además, determinadas realidades estaban mejor con una legislación detrás reglamentándolas. La derecha más rancia tuvo que adaptarse y aceptar que la sociedad es la que marca el ritmo a los legisladores y no al revés, por mucho que el cuerpo le pida no darse por enterada.

Y ese es su gran pecado, negar la evidencia para evitar tener que lidiar con ella. La derecha tradicionalista tolera la existencia de la discriminación sexual, la separación matrimonial de facto, el aborto o las relaciones homosexuales siempre que, usando un símil futbolístico, se queden en el vestuario. Lo que realmente teme es reconocer que ha convivido con esas realidades mientras miraba hacia otro lado; aborrece mirarse al espejo y comprobar su propia hipocresía, su doble moral; se niega a admitir que jamás ha movido un solo dedo para regular lo que sabe que existe pero se niega a reconocer. De ahí su furibunda oposición a todo avance social: es la firme demostración de su alejamiento de la realidad social.